Los desayunos de Sylvia


Mi esposa ha hecho que el desayuno en casa sea toda una cultura. No exagero un ápice si digo que no he logrado todavía desayunar en algún lugar que se acerque a lo que es capaz de crear ella. Ayer en la mañana puso en la mesa un huevo en forma de torta con la yema en el medio. La clara estaba mezclada con quínoa, queso parmesano y oliva y en todo el medio la yema cocida pero blanda. Eso sobre una lonja semi tostada de jamón (que a su vez estaba sobre queso frito) y a un lado tocineta. Juro que todavía no se como logró la técnica para lograr semejante obra de arte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡AL FÍN COCINA PARA NIÑOS EN ICC!

RESISTIR: MI CARTA A LENA YAU

LICORES VENEZOLANOS