Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

394 Las manos de Onías

Imagen
I A mediados de año las lomas del páramo en Mucuchíes se pintan de un amarillo testarudo. Es lo que los campesinos llaman nabo, aunque de nabo no tiene nada. Se trata de un tipo de mostaza con hojas y semillas comestibles que ya nadie siembra. Parece un campo de trigo coronado con unas flores pequeñas de color amarillo intenso. Es como si gritara su resistencia ante la andanada de semillas y agroquímicos importados por doquier que envenenan milímetro a milímetro la tierra andina. Esparciéndose sin permiso motea de amarillo en medio de sembradíos de papa, de ajo, de brócoli. Antiguamente los campesinos tostaban la minúscula semilla negra que da el nabo del páramo y la molían con cebolla, sal y, a veces, con algo de comino. Este polvo se llama saní y se usaba casi exclusimente para comer con papas hervidas. Antiguamente (¡siempre antiguamente!) las hojas se salteaban como cualquier acelga y con ese guiso se rellenaban pasteles hechos con harina de trigo integral. Hoy nadie recuerda para…

393 Un Papa hippie anda suelto en el Vaticano

Imagen
Esta semana que culmina resultó ser trascendental para quienes tienen cincuenta años afónicos gritándole al mundo que, por el camino en que va, a la humanidad le queda poco. Muy poco. Locos, hippies, rojitos que no creen en el progreso, verdecitos que sólo quieren comer flores y fumar marihuana, fanáticos del Apocalipsis, paranoicos barnizados de teorías de conspiración, cavernícolas negados al progreso, chapuceros que creen en pseudociencia, insensibles que prefieren a las ballenas que a los hombres… de todo eso y bastante más han sido tildados quienes afirman que como humanidad estamos desbocados y camino hacia el final. En dos platos: para los grupos ambientalistas ha sido una pesadilla ser escuchados, porque se trata de una pelea contra el dinero y su poder. Cada vez que alguien advierte que la comida chatarra es un acto de avaricia planificado y pensado, sale un artículo bien financiado afirmando que el libre albedrío es humano y que cada quien decide la cantidad que debe comer.…