Entradas

Mostrando entradas de abril, 2009

MENÚ DEL COMEDOR PARA EL JUEVES 30 DE ABRIL, 2009

El Comedor del ICC resume de manera hermosa buena parte de la filosofía de vida y de trabajo que Héctor Romero y yo hemos destilado en estos seis años en nuestro Instituto Culinario de Caracas. De esas aulas han salido muchachos y muchachas que nos llenan de orgullo y en esas aulas hemos vivido momentos intensos de intercambio de ideas. No es casual entonces que luego de estos años hemos acopiado un caudal impresionante de recetas que conforman la base desde la cual enseñamos el mundo estético y técnico asociado a nuestro oficio.

La Chef (Marcela Reyes), cocineros y personal de servicio de El Comedor son todos graduados o por graduarse de nuestro instituto. En vista de que ésta semana Héctor y yo estaremos en Margarita cocinando para un evento, decidimos que el menú de ésta semana sea dirigido por Marcela, nada menos que con los platos del Instituto que consideramos emblemáticos y que ellos tan bien conocen.


MENÚ DEL COMEDOR PARA EL JUEVES 30 DE ABRIL

Abreboca

Cuadraditos de Paté con Manj…

ARMISTICIO

Al historiador venezolano Germán Carrera Damas, embajador en ocasiones y goloso por referencia obligada, le oímos en una ocasión un cuento fabuloso: Con su labia profusa y exquisita contaba, que siendo embajador de nuestra república ante el vecino país de Colombia se encontró ante una complicada situación diplomática debido a una incursión desautorizada en la frontera. Conocedor de lo exasperante que puede llegar a ser una escalada de notas diplomáticas o peor aun, la diplomacia de micrófonos; decidió convocar a uno de los más altos jefes militares del país hermano para una reunión en su casa, aprovechando que era dueño de información preciosa y privilegiada: al militar colombiano le gustaba cocinar.

Para sorpresa del metódico castrense vecino, en la casa de nuestro representante únicamente se encontraba nuestro embajador ataviado con el mejor de sus delantales y con una cuchara de palo como arma guerrera. Invitó al militar a la cocina y lo conminó a ayudarle con un risotto de hongos, …

Menú de El Comedor para 23, 24 y 25 dre Abril 2009

Ésta semana el turno es de Héctor Romero, como siempre a la expectativa para probar las maravillas que inventa.



MENÚ PARA JUEVES 23, VIERNES 24 Y SÁBADO 25, 2009


Abreboca

•Bunuelos de yuca rellenos de morcilla carupanera y mojito de cilantro



Entradas

•Cebiche de salmón con moras y espuma de manzana

•Caldoso de cebada al curry con camarones y coco



Principales

•Róbalo con pil pil de ají amarillo, fideua de cilantro y falso caviar de pimientos del piquillo

•Osobuco de res con prensado de plátano y queso de año



Postre

•Ciruelas de huesito confitadas y espuma de albahaca




POR FAVOR RECUERDE QUE:

Se atiende por estricta reservación al 0212-9922429 o reservacionescomedor@gmail.com
El Comedor no posee parquero
El Comedor no posee punto de venta para TC o Débito
Usted debe traer el vino o licor que consumirá
Precio del menú: BsF 120
Descorche de vino tinto: BsF 0
Descorche otros: BsF 30

Laurent Cantineaux en Círculo Restaurante

Imagen
Pulse sobre la imagen para leer los detalles

¡CATAS GOURMET EN MARGARITA!

Un congreso para no perderse

ESA CALLE QUE MANDA

Son las once y media de la mañana del sábado y tres obreros de ropas curtidas por la faena están sentados en sendas banquetas plásticas, comiéndose un pocillo de mondongo, de por lo menos medio litro, que reposa humeante en platos plásticos de colores chillones: casi tan grandes como un colador de pasta. Es un mondongo de sabor y sazón excepcionales, de esos en los que la pata de res se le coloco a la olla sin timidez y en donde se amalgaman la textura pegajosa de las gelatinas con la untuosidad de las verduras deshechas. Absortos como están entre la disyuntiva de escaldarse el cielo de la boca con la sopa hirviente o esperar con impaciencia el momento de mitigar un hambre que se acrecienta con cada segundo y con cada bocanada de aroma perfecto cargado de cilantro fresco, no notan a un pulido carro de lujo azul que acaba de mal estacionarse en doble fila frente al kiosco y desde donde se bajan un hombre en sus cuarenta y un niño de quince que aparenta menos. El hombre, vestido tempran…

DIME CON QUE DIENTE COMES

Es fácil clasificar a los hombre por los dientes que usan para comer, aunque no es fácil descubrirlo, porque comer con la boca abierta, aparte de reñir lo más elemental de la educación (salvo que sea por ahogo o por risa incontenible), mantiene igualmente indescifrable el secreto que a boca cerrada sólo sabe quien mastica. Y ponerse a estudiar avieso la boca de un comensal vecino, lo menos que puede dejarnos son enemistades. Permítanme pues, darles unas pistas.

Son pocos, pero todavía quedan, los que se niegan a olvidar el pasado de cavernas y siguen usando los caninos. Andan por la vida rasgando su entorno tal como lo harían sin compasión con un trozo de carne en vara o desnudan la vida a dentelladas secas y calientes, como si de pelar caña salvaje se tratara. Seres desconfiados por naturaleza que antes de lanzarse a ciegas a triturar lo desconocido, tienen la precaución de tentar la dureza de lo nuevo, confiando en el fiel diálogo que establecen cada día con sus colmillos. Seres comp…

¡Mil disculpas de el Comedor!

Imagen
Se me olvidó informar que ésta semana el Comedor no abre sus puertas: indudablemente una de las ventajas que permite un lugar tan anárquico es justamente cerrar por vacaciones.

Nos vemos de nuevo desde el Jueves 16 de Abril pero desde ya les informo que repetiré el menú de Carora (VER 1 y VER 2) por dos razones: por petición masiva (¡al fin un menú no asiático que se repite!) y porque me encantó y estoy súper orgulloso de él.

¡Feliz Semana Santa a todos!

Sumito

UNA MUJER, SU ESPOSO Y 300 CABRAS

En la vía que une a la capital del estado Nueva Esparta y a la ciudad de Juan Griego, en la Isla de Margarita, se encuentra Tacarigua. Zona fértil y montañosa poblada por orgullosos pobladores que la han trabajado con tesón. En los altos, a lo lejos, se pude divisar un mar que engulle al sol en las tardes, en una zona que a ratos parece extraída de nuestro piedemonte andino. Allí, hace cinco años se instalaron Carvis y Amilcar con diez cabritas. Allí ambos aprendieron a equilibrarse en tierra firme luego de haber pasado tres lustros viviendo en un velero. Desde allí, sin ruido, gritan una lección (o más precisamente, cuatro) que no deja de emocionarme a medida que se devela:

La primera es de vida. Cuando no es por ser empujados a abismos en tiempos de necesidad, reinventarse después de los 40, es una empresa que exige una dosis de valentía importante. Y es justamente en ese arrojo que estriba la primera lección importante de este par. En tiempos en que está de moda asistir a talleres m…