Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

Diseñadores: Concurso para la identidad visual de FUNFOBA

Imagen
Mi esposa Sylvia y yo estamos a un pasito de concretar uno de nuestros sueños más grandes: La Fundación Fogones y Bandera. Ya tenemos una estructura legal y contable sólida, y una gran Directora al frente (Inés Ruíz, con amplia experiencia en gerencia cultural), y desde hace un año venimos trabajando calladitos en varios frentes
Es sencillo explicar lo que pretendemos a través de la fundación:
1. Coordinar fondos para becar a venezolanos y venezolanas que desde la cocina puedan contribuir a la construcción y transformación del país (ya tenemos algunos becados).
2. Llamar a licitación para financiar investigaciones específicas que consideramos necesarias para contribuir en la construcción de una identidad alrededor de nuestra gastronomía (estamos a un par de meses de llamar al primer concurso).
3. Generar metodologías replicables y exportables que permitan emprendimiento gastronómico familiar y creación de microempresas sustentables y sostenibles (Proyecto bastante ambicioso que ya es…

300.000 personas trabajan en las cocina de los Centros Comerciales

Si los Centros Comerciales cierran a la hora del almuerzo... podemos dejar en la calle a uno de cada 100 venezolanos.

402 CARTA A NUESTROS DISEÑADORES GRÁFICOS E INDUSTRIALES

Imagen
Algunos de los productos de una marca griega que exporta alimentos orgánicos del país. Esta serie de productos se llama Stories of Greek Origins. 1 Chela vive en la vieja carretera que une a Los Robles con La Asunción. Pocos carros pasan por allí desde que se hizo la autopista, lo que es una suerte porque la zona conserva un testarudo aire rural a apenas un par de kilómetros de una isla de Margarita que va modernizándose de manera desordenada. El patio de su casa es un caney de unos sesenta metros cuadrados, con piso pulido, columnas de cemento prefabricadas de las que se compran en mitades y se ensamblan, varias hamacas guindadas justo en el borde y un techo de palma de factura impecable. Un poco más allá, en una pequeña área también techada pero separada del caney, ella y su esposo construyeron hace catorce años una cocina lo suficientemente cómoda como para hacer sancocho para cincuenta personas. Un sancocho de cachúa con quimbombó, ocumo y pan de año humea quedo. Algunas personas p…

401 GEDANKENEXPERIMENT