Me enamoré

Héctor y yo nos levantamos bien temprano y llegamos a la Escuela Mariano Moreno (www.ismm.com.co) a las 7:20 am.

Comencé yo a las 8 de la mañana con un taller de Fusiones y con Héctor como "esclavo" y a las 10 cambiamos roles y yo fui el esclavo del taller sobre Ceviches de Héctor. En ambos casos los platos fueron simplemente las excusas para trasmitir nuestras particulares filosofías de cocina. Fue muy divertido y emocionante este curso para 40 personas y aunque suena a simple lugar común, somos pueblos hermanos con bastante códigos comunes.

Al terminar nos fuimos con los dueños de la Escuela y con el resto del tropel venezolano (ayer llegó la esposa de Héctor y ahora somos 6 venezolanos) a una zona llamada Usaquen y entramos a un restaurante llamado Arcano Mayor, una casa muy linda en donde uno se siente en casa y se come muy rico.

En una hora arrancamos con nuestro segundo taller a cuatro manos hasta las 9 de la noche. Al terminar iremos a despedirme (sólo nos vamos mañana mi Esposa Sylvia y Yo) no se aún a donde.

Mañana viajo a a las 2 de la tarde, a las 11 me chequeo en el aeropuerto y nos vamos a almorzar a donde un Chef que tiene el Restaurante cercano al aeropuerto ... me imagino pues que este es mi último post desde Bogotá y mañana en la noche les escribo ya desde Caracas... insisto: me enamoré de esta Ciudad.

Comentarios

Maria Alecia Izturriaga ha dicho que…
Pues te he seguido en tu trayecto porque a mi me pasó lo mismo. Durante cinco años aproximadamente, tuve que viajar a Bogotá con frecuencia por razones de trabajo y se convirtió en mi segundo hogar aunque no siempre llegaba al mismo sitio. Dependiendo de la ocasión llegaba a algún hotel cerca de la oficina o del evento que estuviera atendiendo, otras veces a casa de amigos. A mi definitivamente me marcó. Me alborotó una la curiosidad y me la pasaba explorando restaurantes, lugares nocturnos, discotecas, librerías y tu diario me ha hecho recordar esas excursiones. Tengo amigos muy queridos allá y recuerdos hermosos. Así que tenemos un amor compartido.
Cariños,
María Alecia
Liam ha dicho que…
Excelente lugar para acabar su corto pero sustancioso tour por Bogotá. Usaquén tiene un nosequé que lo hace simplemente encantador.

Sin embargo, en mi opinión, el mejor recorrido que uno puede hacer en Bogotá es tomar un bus y recorrer la Séptima desde La Candelaria hasta Usaquén. Allí se descubre Bogotá tal y como es.

Noto su fascinación por la ciudad, y espero que esta visita sea seguida por otras más. Le aseguro que, si estos días fueron fascinantes, otra visita lo termina de enamorar de esta ciudad extraña y hermosa.
Monica ha dicho que…
Sumito, el día de ayer estuve en el taller que dicto en la academia mariano moreno soy bogota y estudiante de cocina, relámete quede muy emocionada al conocerlo a usted y conocer a Héctor . Además dejo una gran chispa de curiosidad, en mi, hacia la cocina pan asiática y el movimiento , me gustaría ,si fuera posible, que me indicara donde encontrar mas información del tema. Con respecto a Bogota me agrada de sobremanera que una persona como usted, que a conocido muchas partes hermosas del mundo, quedara fascinada por esta gran ciudad , espero que esta no sea la ultima oportunidad de tenerlo en Bogota.
Esta ciudad y su gente que lo estará esperando siempre con los brazos abiertos .

Un gran Brazo
De una gran admiradora
Mónica Urrea
Anónimo ha dicho que…
YO LO ESTOY DE TI.....

MH

Entradas populares de este blog

¿Y TÚ POR QUÉ NO TE VAS CHICO?

¡AL FÍN COCINA PARA NIÑOS EN ICC!

LICORES VENEZOLANOS