sábado, agosto 20, 2005

Caracas

Ya en caracas les cuento las últimas 24 horas. Anteanoche al terminar el curso de cocina nos fuimos a un Bar llamado San Sebastián y estuvimos allí hasta la una de la mañana, el lugar es de un rockero de los sesenta lleno de memorabilia del rock y en donde tocan grupos colombianos ... muy divertido y me recordó los lugares de Mérida cuando yo era estudiante de física, allí picamos (éramos 15) la versión número un millón del plátano (¡impresionante todo lo que hacen con él los colombianos!). Con respecto a la Escuela de cocina quedaron varios caminos abiertos bien interesante y de hecho nos traeremos al Chef para que dicte en Noviembre unos seminarios de cocina colombiana.

Ayer desayuné una arepa de harina de yuca rellena de queso y me imagino que será de las cosas que más extrañe y el resto fue día de aeropuerto ... simplemente no entiendo porqué los aviones tienen que tener semejante adefesios como comida, tan fácil que sería servir un buen asado negro con un arroz onotado con ají dulce, en lugar de un pollo empanado con pan ... ¡imagínense el pan rallado una vez que ha estado guardado en calor por horas!.

La llegada a Caracas ha sido un frenesí porque tengo cosas atrasadas y todas las tuve que resolver anoche. En un rato salgo para una grabación en TV y de allí directo de nuevo al aeropuerto con mis tres muchachos porque nos vamos una semana a Mérida.

Recuperé mi cable de la cámara, así que mañana les muestro algunas de las fotos que tomé en Bogotá.

2 comentarios:

Eric dijo...

coincido con lo del avion.. el dia que termine mis estudios voy a revolucionar el menu que sirven

ajaj ojala.. =)

Anónimo dijo...

Wow!!! a Mérida... que bien, que planes tienen áqui y para que fecha vienen...Bienvenido a tu otra casa!