¿Porqué hay pocas mujeres comandando cocinas? (II)

Me encanta haber leído todo lo de ustedes así que les cuento mi experiencia, pero es importante que noten que me estoy limitando estrictamente al plano Profesional de empresas de servicio ya que el negocio de las madres amorosas que han decidido cocinar para su familia (y gracias a ello pasar a ser las garantes de las tradiciones de un país), es otro negocio.

En estos casi 16 años de experiencia profesional obviamente he tenido muchísimas veces como compañeras de cocina a grandes cocineras y en muchos de esos casos las veía con la poco sana envidia que le profesaba Salieri a Mozart: es decir envidiándoles el inusitado talento que poseían algunas de ellas ...de todas ellas sólo puedo hablar de unas cinco que continuaron profesionalmente hablando.

Por un lado está el hecho de que la cocina con su rígida estructura militar sigue siendo un medio bastante misógino. De hecho me contó alguna vez la Chef Ana Belén Myerston (¡ella comanda solita a un tropel de 200 empleados!) que cuando ella trabajaba en Bruselas, los cocinero le pasaban por un lado y murmuraban: "Perra ve a tu casa a tener hijos". Eso lo vi con frecuencia en Europa aunque mucho menos en USA y podría decirse que cuando trabajé en Nueva York sentí bastante pareja la distribución de los cargos medios (Sous Chef, Chef de partida, etc.) y menos justa la distribución de los cargos de comando (Chef Ejecutivo y Chef) ... en este caso ayuda mucho también la rigidez en el combate del acoso sexual que poseen los norteamericanos.

Volviendo al caso venezolano, para mi la razón radica simplemente en que la clase media venezolana se coloca una careta de respeto de igualdad pero es perversamente machista. OJO: digo clase media porqué aun esta profesión sigue siendo muy elitista (y no tendremos País gastronómico de verdad hasta que eso se revierta). Un hombre venezolano puede aceptar que a "su mujer" (ya ese "su" dice mucho) la nombre Chef e inclusive de manera magnánima aceptar que ella llegue tarde a casa ... claro está si él posee seguimiento absoluto de sus tiempos. Lo que jamás está dispuesto a perdonar un hombre es que él se levante más temprano que ella (un(a) cociner@ se levanta a eso de las 9:30 AM). ¡Es impresionante como se amotinan cuando ven a la mujer dormida y ellos haciéndose el Café!.

Puedo asegurarles por experiencia más que vivida que he visto como muchas mujeres pasan a ser esas Madres abnegadas simplemente porqué ese "noble trabajo" queda como la única opción permitida por la presión psicológica de esas misma dulce familia que le alaba sus platos entregados con amor ... claro las frustraciones de ella son tonterías.

Los casos en los que visto que una mujer en Venezuela pasa a ser referencia (A. Belén Myerston, Florencia Rondón, Helena Ibarra, Liselotte Salinas, Mayda Álvarez .. por nombrar algunas que yo conozco) es porqué ellas se han plantado ante esos hombre y palabras más, palabras menos les han dicho: "Esta soy yo y si no eres capaz de entenderlo, peor para ti que te quedarás solo".

Amigo lector, hágase la pregunta: ¿Le importará a usted levantarse primero y hacer el Café? ... o quiere vivir con su esclavita, que es lo mismo que vivir solo.

Comentarios

milsabores ha dicho que…
¿Que no hay qué?...

Mira lo que encontré:
http://www.womenchefs.org/

¡Que lo disfrutes!
Carlos J. Tovar ha dicho que…
¿Le importará a usted levantarse primero y hacer el Café?

Para nada, para algo existen las cafeteras con timer. ;-)

Ahora en serio; tomar café por las mañanas es algo que considero de mal gusto... será por eso que no me cae la mayoría de la gente, jajajaja
Inés ha dicho que…
Buen análisis Sumito, y tienes toda la razón. Igual no creo que sea culpa 100% de los hombres, para nosotras las mujeres no es fácil tomar ese tipo de decisiones. Sobre todo las que son madre y esposa.
Juan Carlos ha dicho que…
Yo si estoy requete jodido, mi esposa no cocina y ademas me levanto primero que ella y preparo el cafe.
Aunque es justo decirlo, los desayunos domingueros son su especialidad.
Saludos y suerte.
JC.
milsabores ha dicho que…
En mi casa, el café lo preparo yo. Aunque no me gusta el café.

En mi casa, la sopa de rabo la prepara el, porque la receta es herencia de su abuelita. Y nos gusta a todos.

Entre los dos hacemos buenas comidas, y no tiene nada que ver con que el sea hombre y yo mujer. Su delantal es azul y el mío rosado, solamente.
milsabores ha dicho que…
En mi casa, el café lo preparo yo. Aunque no me gusta el café.

En mi casa, la sopa de rabo la prepara el, porque la receta es herencia de su abuelita. Y nos gusta a todos.

Entre los dos hacemos buenas comidas, y no tiene nada que ver con que el sea hombre y yo mujer. Su delantal es azul y el mío rosado, solamente.
Anónimo ha dicho que…
Realmente creo que quisiste desviar el tema de la mujer en la cocina.

No creo que influya el hecho de ser mujer o él ser hombre en el desempeño de la mujer dentro de cocina, pues comom lo dijop Milsabores la unica diferencia es el color de l delantal. Y quien haga el café es lo de menos, pues su receta no es muy complicada

Lo primordial e importante en este caso es como te dije en el primer articulo, es que la mujer es la escencia de la cocina, es la que lleva las tradiciones y las difunde, quien desde crea platos de sabiduria milenaria, pues como muy bien Faustino Cordon nos explica Cocinar hizo al hombre.

La mujer es la encargada de tranmitir de generear y recerear platos de sabor inigulable es por ello que hombres como tu hoy se dedican a la cocina debido a la influencia que tuvo la sazon de tu madre de tu abuela y las diversas culturas que existen en tu familia, te llevaron a ser cocinero, lo unico que creo que has perdido la concepcion de lo que realmente es la cocina, es saber, es amor, no es banalidad, no pantallerismo.

Los medios televisivos y la llamado revolución feminista que se genero hace un par de decadas, son las que han generado algunas ecasas mujeres se resignen a ser "esclavitas". todas y cada una de nosotras alguna vez en nuestra infacia disfrutamos de los estupendos platos que preparaban nuestras abuelitas, es una cuestion de herencia a ninguna nujer le molesta cocinar, es solo orgullo feminista e inmadurez.

Ahora el hecho que hayan pocas mujeres comandando cocinas como te dije lo concidero errado, en Europa hay miles de cocineras organizadas trabajando y dirigiendo resptaurantes por doquier. En cuanto al caso venezolano creo que es una cuestion que ya esta pasando a simples escritos, más no hechos, la mujer venezolana se ha venido reactivando en la cocida de restauración, poco a poco y a paso de vencedores nos multiplicaremos.
Anónimo ha dicho que…
Tienes razón amiga, me has influenciado tanto con tus argumentos que hace una hora le pedí a mi marido que botara el televisor de la casa para que mi hija más nunca vea TV y aprenda labores del hogar. Además como trabajo en el Congreso voy a pasar una propuesta formal para establecer el "Comoté de Censura Gastronómica" y de esa manera asegurarnos que los Restaurantes sólo tengan platos acordes con la tradición ... tu podrías ayudarnos mucho con una lista de los que hay que prohibir.

Por favor visita las páginas:

www.mueraferranadria.com
www.listadetascongastronomica.com

¡Contamos con tu apoyo!
Anónimo ha dicho que…
Me encantaria ayudarte pero trato de entrar a las direcciones de las paginas que me recomendaste y no puedo.... bueno lo intentare más tarde de todas maneras revisalas y me envias la direccion correcta. me colocare en contacto contigo

Sirius A..
Anónimo ha dicho que…
Sr(a) "Anonymous", qué paginas de direcciones tan atractivas recomendaste, pero tienen un problemita: remiten ipso facto a otras que son las que realmente podemos leer en la "pantalla":

www.gruesodeloscocinerosdecaracas.com

www.sumateaaloscobresgastropiratas.com

Juana Fernández Ortega
Urogallo ha dicho que…
Es interesante discutir el tema de la presencia de la mujer COMANDANDO cocinas, es decir, no se discute en el post original si la mujer debe o no cocinar para su familia o para los clientes. Eh bien (Hercules Poirot dixit), lo que si es innegable es que la sociedad nos modela a todos, hombres y mujeres; por lo que creo acertado tomar en cuenta el poder de la caja mágica en la impresión que de las artes culinarias tiene el común de los mortales.
No se trata de botar el televisor por la ventana, ni de censurar unas u otras corrientes gastronómicas, el quid de la cuestión está en si la mujer quiere o no asumir el rol que la sociedad le otorgue, y si los hombres aceptan que la mujer pueda ser igual o superior a ellos.
Para los que quieran saber a que se refiere uno de los participantes les recomiendo la lectura de Faustino Cordón, Cocinar hizo al hombre (Barcelona, Tusquets, 1982), donde se presenta la teoría de que fue el acto de cocinar los alimentos el que impulsó al hombre a hablar, a comunicarse con sus propios códigos. ¿Descabellado? Tal vez, pero sitúense en el lugar de Galileo al exponer la teoría heliocéntrica y verán que también fue catalogada de descabellada y propia de un demente.
Saludos.
Nota: usen un seudónimo en lugar de Anonymous para saber quien escribe que cosa (Anonymous peleando con Anonymous por un comentario de Anonymous, ¡que galimatías!).
Anónimo ha dicho que…
Definitivamente existe una gran discriminacion hacia nosotras las mujeres dentro de las cocinas de un restaurante, yo soy estidiante de gastronomia y ne als practicas profesionales que he realizado se nota como no nos tienen confianza, inclusive ne le salonde clases los compañros hombres no nos dejan trabajar ¿, ellos quieron cocinar y que uno pique para ellos o les lave lso platos, ellos se sienten mas que nosotras, como si fueran mas capaces, y pues tambien en cocians de hoteles y restaurantes se nota aparte de que nos hacne menos el acoso sexual hacia las mujeres por parte de los mismos compañeros o del chef principal, se sienten con derechos

Entradas populares de este blog

¡AL FÍN COCINA PARA NIÑOS EN ICC!

RESISTIR: MI CARTA A LENA YAU

LICORES VENEZOLANOS