Los olvidados

Por autorización de quién escribió les anexo un intercambio de correspondencia que espero genere una discusión acerca de algo que es muy cierto: Aquí se levantó un boom con los cocineros a raíz de que simplemente se puso de moda la profesión y por lo novel del fenómeno quedaron por fuera de los homenajes y festivales los maestros nuestros y precursores de la cocina como oficio en nuestro País.

¿Quiénes son según usted esos olvidados?, ¿Cómo subsanamos el silencio?


Hola Sumito.

Soy un consecuente fan de tu cocina y de tus circunstancias públicas. Me aprovecho de la época, convocante de afectos, desencuentros y reflexiones, para comentarte el sentimiento de frustración y amargura que me produce que la efervescencia actual por todo lo gastronómico no incorpore en sus burbujas a tantos personajes que lo dieron todo para que los venezolanos pudieramos conocer, aprender y disfrutar. Son muchísimos, por ejemplo, los cocineros y emprendedores gastronómicos que, al margen del legítimo interés económico, dieron lo mejor en el sentido señalado. Allí, en ese grupo, hay de todo; desde hombres que siendo sesentones se operaron los meniscos para poder mantenerse al frente de sus
fogones, como un futbolista culquiera, hasta quienes se dejaron el pellejo patrimonial para complacer a sus comensales.

Esa lista es larguisima y para evitar injusticias indeseadas no citaré a ninguno, pero allí están, o estuvieron. Y su presencia, incluso, sirvió de inspiración y guía a algunos de quienes hoy figuran como "gurus o gurues" mediaticos. Malagradecidos, así
en una sóla palabra, es como me saben. Recientemente se realizó ese festival, del cual por cierto reseñastes elegante y discretamente, una experiencia desagradable con un "cocinero" francés poco atento con la higiene. Pues bien, en ese
festival, en su no sé cuál edición, no hubo una sola mención a toda esa larga lista de inprescindibles. Puro olvido o pura injusticia. Me quedo con la segunda Vinculados con ese festival, apreciado Sumito, hay gente que recibió enseñanzas directas de algunos de quienes me preocupo. Hay otros "oráculos gastronómicos" que se informaban, preguntaban,
insistían hasta el fastidio, para que esos olvidados les dieran "el dato de cómo era la cosa", para regodearse, para hacerse pasar por expertos, para dragonear, para pavonearse, o para demostrarse como ignorantes interesados o principiantes
ilustrados....Esa es la fauna.

Disculpa la extensión y la pasión, pero es que esta época me revuelve los recuerdos y no por navideña, sino que era la perfecta para que un aprovechado ofreciera en su mesa un pavo horneado, perfectamente deshuesado, impresionantemente jugoso y tierno y no seco como lo que se comía no sólo en Caracas sino en muchas partes del mundo. Y encima dijera que era producto de su creación. Esto es sólo un detalle. Recibe un saludo navideño y de fin de año y espero que estas líneas puedan dejar en ti alguna inquietud que ayude a reconocer a quienes lo merecen.

Muchos cariños y espero que tu nuevo y resplandeciente multifogón te dé todas las satisfacciones posibles.
Un Abrazo,

RN


Hola R,

Me encantaría que publicaras este comentario en mi Blog ... o que me autorices a hacerlo (con o sin nombre de autor).
Comulgo bastante contigo y para serte honesto me encantaría que en privado me remitieras la lista de los que consideras ... de este tipo de iniciativas siempre salen cosas buenas.

Abrazos,

Sumito


Hola Sumito.

Si crees pertinente publicarlo en tu blog, puedes hacerlo, no tengo problemas. En cuanto a esas personas de corta memoria, prefiero no nombrar a ninguno, pero son muchos, muchos, incluso de quienes aparecen por allí, tanto individualmente como agrupados en diferentes logias. Tu eres un hombre inteligente y sabrás, si acaso no lo sabes, de quienes estoy hablando.

De los olvidados, también son muchos, pero creo que vale la pena mencionar a Hector de Prosperi, Pierre Huguet (Fundador del Henry IV y Le Chantilly, Costante Rodríguez, "Mimmo" Tombión, el viejo Provost, Jack Traverso y otros muchos. Incluso hay allí personajes por quienes nunca sentí simpatia, pero nadie puede negar su aporte al asunto. En todo caso vale la pena
hacer una lista exhaustiva para tratar de hacer algún reconocimiento o alguna mención de sus participaciones en el mundo de los restaurantes caraqueños.

Bueno, recibe un saludo y que tengas, junto con los tuyos, una navidad y un 2006 pleno de felicidad.

R

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Y TÚ POR QUÉ NO TE VAS CHICO?

¡AL FÍN COCINA PARA NIÑOS EN ICC!

LICORES VENEZOLANOS