lunes, diciembre 05, 2005

De todo un poco

Acabo de entrar al Blog y me doy cuenta que ya voy para una semana sin escribir ... y me imagino que voy a seguir así de espaciado. Por un lado estoy con lo de la casa nueva y eso de retomar rutinas es como que más laborioso con los años, por otro lado esto ha sido un evento tras otro.

El Sábado estuvo súper agradable porque decidimos tomarnos un corte en el frenesí y en la tarde hicimos un lechón entero en la caja china con ensalada, chorizos, morcillas, yucas, salsas y mucho vino. La excusa fue que quería agasajar a los alumnos salientes (Nivel III), al final estábamos entre profesores y alumnos unos 20, no hay nada que incite más a una buena conversación que una mesa larga llena de copas y de comida, cada quien sirviéndose como le provoca.

Hoy pasé todo el día en plan de dar una clase navideña en donde enseño a hacer un sólo plato pero técnicamente muy completo: Un lomo de cerdo, marinado y cocido en horno que se baña con una salsa hecha con sus huesos y emulsionada con mantequilla helada. Se acompaña con un chutney de frutas secas (higos, ciruelas, etc.) con cebollitas avinagradas y semillas de mostaza. Se acompaña también con un puré de batata rosada perfumado con jengibre y también lleva este plato un timbal de puré de hinojo forrado con lonjas caramelizadas de manzana. Una clase bien difícil pero es lindo ver como personas completamente amateurs se emocionan al ver que son ellos quienes lo hacen.

Pasado mañana grabaré mi programa especial de radio a ser trasmitido el 24 de Diciembre y la entrevistada será mi abuela (84 años), estoy feliz porque me dijo que si ... dos botones para que entiendan lo que es entrevistarla: A los 60 años recorrió Europa de parrillera en una moto y es la viuda de Aquiles Nazoa.

El Jueves hago la cena de la presidencia de un Banco (110 personas) y será un menú venezolano pero diseñado para repetir la experiencia sensorial que hice hace un mes: un plato a comerse con los ojos cerrados, otro en absoluto silencio, otro mientras se lanzan hierbas a un recipiente con agua muy caliente, etc.

El Sábado nos toca hacer toda la comida para una boda de 250 personas ... así que el trabajón en esta escuela es enorme.

4 comentarios:

Maria Alecia Izturriaga dijo...

Querido Sumo, creo que tu programa se va a quedar corto para una invitada como Mariíta, pero sin duda, será un buen aperitivo. A ella la quiero tanto como si fuera mi abuela también. Con ella me metí por primera vez en la cocina acompañada (hasta entonces sólo había hecho experimentos torpes). En su casa pasé las vacaciones más ricas y siempre fue mi ejemplo, mi modelo a a seguir por su güáramo, humor y dulzura.
Lamento no poder escuchar ese programa que promete, pero, por favor, dale un abrazo de mi parte y dile cuanto la quiero.
Y a los lectores de este blog, no se lo pierdan porque les aseguro que va a ser una joya.
Besos,
María Alecia

Anónimo dijo...

hola chef, te escribo para agradecerte la llamada del sabado para contarme de una manera tan particular lo que estaba pasando en la reunion que hicistes para agasajar a los alumnos del 3 nivel, lamento mucho no haber podido estar ahi, para disfrutar del lechon, asi como para participar en el 1º curso dictado por la chef liselotte, y ademas al leer los comentarios de los eventos futuros, me llena de nostalgia el hecho de no poder formar parte de esos eventos, como anteriormente lo hize.
saludos chef, y espero que la proxima llamada sea, para que me vaya a caracas, y empezar a trabajar en sibaris
ALEXSANDRO VERGER

RepúbliK dijo...

Bueno que bueno enterarme. Estaré en Margarita y a veces por esas tremenduras de las ondas, se cuela una seña y ahí me pego para oir noticias. Es una deformación profesional. Me emociona saber que por fin vamos a conocer a tu famosa y bien querida abuela. Estarás de reventón. TE ENVIDIO.
Creo que deberías de explotarla un poco y grabar varios programas con ella, porque nos vas a dejar con la saliva en la boca. Me encanta tu blog. Ya te lo comenté en la Metropolitana, pero no te dije la cosa como era. Me encanta tu blog, pero mucho más la sensibilidad y el amor que derrochas por tus seres cercanos. Por eso brillas.
Un besote.
Ah, el sábado hice hallacas contigo en la cocina y con tu encantadora invitada Helena Ibarra.
Quedaron ricas. Y lo pasamos muy bien. Salud.

Guillermo dijo...

Ayer sabado escuche el programa con Miguel Bravo, muy bueno, muy divertido. La receta de churros y el tip del origen del nombre "ketchup" fueron la guinda del postre :-)
Felicidades!