viernes, diciembre 30, 2005

Circulos

Hace quince años cuando comencé en cocina quien me cobijó bajo el manto de su sapiencia y de su genio fue el Chef Franz Conde. Trabajábamos como unos bestias y algunos Sábados a las 12 de la noche nos íbamos manejando para Cata (a casi 4 horas), llegábamos el Domingo en la madrugada y nos quedábamos en el mar. A veces hacíamos algo a la brasa (recuerdo un fabuloso cerdo con chilpotle y tamarindo) y nos veníamos a trabajar en la madrugada del Lunes.

Para mi ha sido casi un círculo cerrado pasar estos días en esa misma playa por primera vez desde entonces y llegar a Caracas y tener una carta de Franz (es Chef en Turquía) que entre cosas dice:

“ … Como experiencia gastronómica y de vida, vale mucho la pena... El sabor de las baklavas frescas, de las granadas maduras, del caviar fresco recien llegado de contrabando, de los bonitos del mar negro, o del te negro de la frontera con armenia....”

Un abrazo,

Franz