¡1000 Kilómetros!

Muchos viajes he hecho y muchos dedicados exclusivamente a explorar el mundo de mi profesión, pero éstas 24 horas deben haber sido de las más provechosas que he tenido.

0 Km.-100 Km. VIERNES, 7:30 am. a 12 m.

Salimos el Viernes a las 7:30 am. de Caracas Ma. Fernanda Di Giacobbe, Héctor Romero, Patricia Petersen, Sylvia Sacchettoni, Fernando Aparicio y Yo. Los primeros casi el grupo Kakao completo y Fernando es nuestro invitado y agasajado de Bogotá. Muy temprano nos esperaban en la planta de Ron Santa Teresa y comenzó una visita de un par de horas muy emocionante.

Impresiona el cúmulo de tecnología para producir el alcohol partiendo de la caña que ellos mismos siembran. Pero lo que más impresiona es el cuidado absolutamente artesanal para hacer el ron. Ellos hacen sus barricas de roble sin agregar un solo pegamento, pacientemente colocan el alcohol destilado en cada una, el cuidado para envejecer en los 18 depósitos es casi maternal, la solera se trasvasa a mano, ¡inclusive la laca sobre el corcho es puesta a mano!.

Siempre he dicho sin ánimos nacionalistas que el ron 1796 es el mejor que haya probado, simplemente entendí porqué. Muy a nuestro pesar no pudimos hacer las catas porque quedaba mucho viaje por delante.



100 Km.- 400 Km. VIERNES, 12 m. a 3:30 pm.

Un viaje que nunca deja de ser agradable hasta Barquisimeto y por supuesto nos paramos en El Palito para que Fernando probara empanadas de cazón (tiburoncito) de carretera … ¡cuando pidió la segundo ya nos tuvo en su bolsillo!



400 Km. VIERNES, 3:30 pm. a 6:00 pm.

Después de mil vueltas conseguimos la Fábrica de Chocolates El Rey, ¡uno de los momentos más preciados para mi!. Trabajo con chocolate, me he leído cuanta cosa ha pasado por mis manos sobre él, pero jamás había podido ver el proceso como Dios manda. La planta es de muy alta tecnología y vimos desde la recepción de la materia prima, la mezcla de licor de cacao con la manteca y otros productos, la molienda de la mezcla hasta llevarla a 7 micrones, el temperado, el vaciado en moldes hasta el empacado … todo en medio de una limpieza de quirófano. Conocimos el laboratorio en donde se hacen los análisis bacteriológicos de cada cosa que entra a la Fábrica, hicimos una cata … ¡parecíamos unos niños en la Fábrica de Chocolate de la película!

400 Km. VIERNES, 9:00 pm. a 11:30 pm.

En Barquisimeto vive mi Compadre (Francisco Abenante) y él tiene uno de los mejores restaurantes del País (“Círculo”). María, Patricia y Fernando se fueron al Hotel y los otros tres a casa de Francisco. A las 9 nos reunimos todos en el restaurante y … ¡la sorpresa!. El había mandado a matar un cordero de tres meses y lo tenía hace horas en el horno. De entrada comimos unas papas enanas rellenas de caracoles sobre un fondo de vino y hierbas y de segundo puso de manera medieval ese cordero en el centro de la mesa.

Al dormir esa noche estoy seguro que todos habíamos sentidos un poquitín lo que es el paraíso.

400 Km.- 520 Km. SÁBADO, 7:00 am. a 12 m.

Barquisimeto es una ciudad bastante grande (la cuarta del País) y tuvimos que cruzarla de punta a punta, lo que se toma como 45 minutos por los semáforos. De allí tomamos una autopista de 100 Km. hasta el bellísimo pueblo colonial de Carora y de allí 23 Km. Más hasta “Viña Altagracia”.

Este es uno de los proyectos más caros y más venezolanos que se ha hecho. La cervecera Polar invirtió hace 20 años 35 millones de dólares para producir vino en Venezuela y de allí salió unos de nuestros orgullos.

Vimos cada pedacito de la viña y como estaban en vendimia recogimos uvas, comimos las dulcísimos Chenin Blanc, nos extasiamos con tantos cuentos que necesitaría un Blog aparte … cuentos como que todo el viñedo está rodeado de flores y frutales para que los pájaros tengan de comer y no quieran tocar las uvas.



520 Km.- 540 Km. SÁBADO, 12 m. a 4:00 pm.

Nos regresamos a Carora y entramos a la Planta de Bodegas POMAR. Vimos cada paso de cómo se hacen los vinos y las Champañas (aunque el nombre no se puede usar, ¡es Champaña!) acompañados del enólogo principal. Resumo esta experiencia con una de las escenas más hermosas que me ha tocado presenciar: Al culminar una cata vertical dentro de la bodega y sacando los vinos en evolución directamente de las barricas, salimos todos. Yo volteé a mirar y pude ver como Guillermo (el enólogo) sobaba una barrica antes de cerrar la puerta. No es cualquier sobada, es la que le doy a mi hijo en las noches cuando está dormido .. en pacto de cuidado con Dios.

En Bodegas nos tenían preparado un lechón cocinado por cinco horas en “Caja China” que nunca dejaré de recordar y terminamos de catar absolutamente toda la línea producida en Bodega.

Carora es famosa por los quesos de cabra que se hacen. Salimos de Bodega y compramos queso como para la guerra.



540 Km.- 1000 Km. SÁBADO, 4:30 pm. a 10:30 pm.

Sorteamos quién podía manejar y tomamos carretera sin parar hasta Caracas … el silencio del camino era silencio de reverencia.

Comentarios

María Luisa ha dicho que…
El Ron 1796 es excelente. Santa Teresa produce otro, en muy pequeñas cantidades, que no comercializan. Es para personas muy allegadas. Te recomiendo lo pruebes tan pronto como puedas. ¡Te acordarás de mi!
Nima ha dicho que…
Str. Chef me ha transmitido con su relato 1.000 kilómetros de emoción.
1796 Sta. Tereza es el pousse café preferido de Juan Mari Arzak, se lo escuche decir en un programa de Arguiñano donde hablaron del ron.
Saludos
M. Asprón

Entradas populares de este blog

¿Y TÚ POR QUÉ NO TE VAS CHICO?

¡AL FÍN COCINA PARA NIÑOS EN ICC!

LICORES VENEZOLANOS