Brasilia 1

Reportando por primera vez desde Brasilia: El viaje resultó ser bastante duro porque el vuelo a Sau Paulo sale a las 12 de la noche y dura cinco horas, por lo que uno duerme a lo sumo cuatro. Luego en Sau Paulo hay que sacar maletas (¡llevábamos 70 Kg.!), volver a chequear, esperar cuatro horas y finalmente un vuelo de dos horas a Brasilia .... total que llegamos 18 horas después de haber salido de nuestras casas y con sólo 4 horas de sueño en las últimas 24.

La Ciudad es como uno se la espera, absolutamente enorme y ordenada. Con cuadras muy definidas como por ejemplo la zona de la Embajadas. Fuimos directamente al complejo de la Embajada de Venezuela en donde se encuentra tanto las oficinas como la residencia oficial. Me imagino que debe ser la Embajada más grande que tiene el País afuera y se trata de una muy hermosa estructura diseñada por Fruto Vivas con premios de arquitectura, de paso aderezada con cuanta obra de nuestros artistas plásticos puedan imaginarse.

Héctor y yo nos dimos un baño y no quisimos dormir porque sino caíamos dormidos de una vez. Luego nos fuimos con la esposa del Embajador, y los agregados cultural y comercial a almorzar en el restaurante en donde cocinaremos.

El sitio se llama Lake's y es un lugar bastante moderno muy al estilo de los nuevos restaurantes de Caracas, con unos 150 puestos y una cocina bastante moderna y bien equipada. Para enorme tranquilidad nuestra, estaba todo muy bien organizado y de hecho ya tienen todas nuestras compras.

Allí fuimos invitados a comer el plato más tradicional de Brasil: Feiojada, lo que es una tradición de los restaurantes los días Sábado. Se trata de una especie de Buffet en el que hay arroz blanco, un salteado de harina de yuca (mandioca) con cebolla, un salteado de juliana muy fina de hoja de brócoli, gajos de naranja (que se colocan en el plato), chicharrón (piel de cerdo muy tostada), picante, caraotas (granos) negras y lo mejor: Orejas, patas, lengua, rabo, costillas y lomo de cerdo. Dos tipos de embutido y finalmente carne seca de res. Todas estas viandas han sido cocinadas en la olla de las caraotas, pero son servidas por separado.

Si sumamos que esta bacanal fue engullida después de que probáramos unas salchichas y unas costillas salidas de la churrasquería del lugar y después de probar dos de las cervezas insignes de Brasil ... entenderán que a Héctor y a mi los ojos nos daban vueltas.

Luego caminamos un poco, fuimos a la zona de la sede del gobierno que es muy famosa por si arquitectura y nos vinimos a la Residencia. A las de la noche comenzó una dormida (casi de rumiantes) que habría de durar 12 horas seguidas.

Comentarios

AnaGe. ha dicho que…
Hola Chef...mi papa ha estado en Brasil en varias oportunidades y una vez se comio un plato de PATO TUCUPI que parace que es insigne de una red de restaurantes...despues que te lo comes te dan una especie de plato trofeo...por si acaso tienes tiempo!!!
Saludos,
Ana Graciela Mendoza

Entradas populares de este blog

¿Y TÚ POR QUÉ NO TE VAS CHICO?

¡AL FÍN COCINA PARA NIÑOS EN ICC!

LICORES VENEZOLANOS