Una Carta que llega

Me llegó una carta por correo y me pareció tan simpática la historia que le pedí permiso al remitente para publicarla:

Hola Sumito,

Esta noche preparé tu "crema de pimentón con puré de berenjenas", apenas terminó tu programa salí al Gama de Santa Fé a comprar los ingredientes antes que cerraran.

Primero te cuento que yo soy todo un rollo para comer, no como de todo, ... es más, cuando me preguntan qué como prefiero decir lo que si como porque es mucho más fácil.

Por supuesto tampoco cocino (solo pasta y desde hace unos días caraotas y me quedaron excelentes).

Pero te quería contar la experiencia con tu receta porque mi esposa está embarazada de nuestro primer hijo y he querido consentirla preparando uno de tus platos, siempre vemos tu programa, nos divierte y nos relaja bastante. Nos reímos mucho cuando lanzas los ingredientes a una olla o sartén, se ve un poco brusco pero real y venezolano.

Me tardé 1 hora y 1/2 en terminarla (11:00 pm) y todo me salió bien. Los pimentones son una tortura al pelarlos pero me divertí. Aunque no como pimentón al olerlos me provocó probar un poco (pero no lo hice).

La berenjena quedó como en el programa, el problema que tuve fue que no tenemos procesador de alimentos y pensé que la licuadora podía volverlas puré, como se pudo la serví sin picar.

Se me pasó el tiempo y cuando llamé a Karina para que comiera el plato ya estaba frío, se lo tuve que calentar en el microondas.

Karina me dijo que quedó rico y que parecía comida de chef. Pero la berenjena sin picar no le provocó mucho pero cuando la probó le encantó, no quería el punto de yogurt pero cuando lo comió le gusto mucho, le dije: "Sumito dijo que el yogurt es un sabor ácido que daba un toque interesante".

Todo muy bien hasta la mitad del plato cuando Karina dejó de comer por la cantidad de nauseas que tenía, porque la crema de pimentón era muy dulce y la berenjena y sus ingredientes estaban casi enteros ... además la berenjena tenía un gusanito y hasta hay llegó mi noche de chef.

Karina me felicitó y me dijo que quedó sabroso todo, que de verdad le gustó, simplemente que eran muchos sabores juntos, todos ricos pero muchos, sobretodo por el embarazo.

La crema de pimentón le gustó pero me dijo que era muy dulce para comer tanto, que eso le revolvió el estómago.

Parecen excusas verdad? ... pero creo que es verdad, la hice esperar mucho para comer y aunque era un platillo muy exquisito no era el momento adecuado. La desperté con el apuro de que se enfriaría la cena.

De todas maneras muchas gracias porque para ser la primera vez que le cocino algo tan elaborado lo hice muy bien, aunque no probé nada de lo que hice pero con los olores sentí que era algo diferente.

Karina quedó agradecida y yo un poco chimbín, pero luego me dieron ganas de seguir cocinado ... espero hacerlo mejor en tu próxima receta.

Me gustó cocinar, de verdad es un arte ... el cuchillo es como un pincel que pinta sobre la mesa.

Saludos y que sigan los éxitos!

Jorge Cruz

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡AL FÍN COCINA PARA NIÑOS EN ICC!

RESISTIR: MI CARTA A LENA YAU

Mi conferencia en Rimini (Agosto 2017)