#274 CIELO GLOBALIZADO

La dinámica energética no puede verse como un eufemismo usado como sinónimo de progreso, sin reducirla, primero, a su aspecto mas básico: Quien mas energía consume, mas recursos utiliza. Y aunque el argumento fácil podría ser, que mientras una nación tenga recursos para pagarlos ello no debería ser problema de nadie, no debemos olvidar que cuando se trata de consumo de energía estamos hablando de contaminación, por muy limpia o ecológica que sea la fuente. En un mundo interconectado en donde nadie es 100% independiente energeticamente, quien tiene para pagar consumo excesivo con seguridad le ha quitado a quien no le sobra.

Debo confesar que le tengo terror a los países limpios y ordenados. He cambiado de iPhone 3 veces desde que salió en 2007, y honestamente no se en cual basurero africano (ver http://bit.ly/av6K5l) se encuentran los que fui desechando. Un botón inservible acá, un upgrade de software que los puso lentos allá o simplemente presión social, nos convierten en contaminadores voraces. Lo que es peor, muy objetivamente, la diferencia práctica entre mis últimos 3 teléfonos es tan mínima, que malamente podría llamar progreso la adición de una brújula digital. En pocas palabras, para que un país tenga muchas oficinas bonitas, con muebles que provoca ver y computadoras que gritan progreso con cada teclear; necesariamente debe haber otro en el que se está acumulando un montón de muebles pasados de moda y computadoras inservibles "porque si nos quedamos atrás perdemos", dibujando la línea infinita de una espiral que culebrea engulléndose a la tierra. Ya son incontables las casas ordenadas que se han construido sobre los restos de países victimas del cinismo que implica castigarlos por no saber manejar la basura que les mandan. Coloque en el buscador Google Somalia deshechos nucleares y seguramente descubrirá la arista no dicha del origen de la pirateria en el país africano.

Tiendo a ver con cuidado la moral de los países verdes. Tomemos por ejemplo tres de los mas loados como son Islandia, Noruega y Canadá. Pues resulta, que según datos del Banco Mundial (http://datos.bancomundial.org/indicador/EG.USE.ELEC.KH.PC) son los tres países de la tierra con el mayor consumo energético per capita. En la verde y bucólica Islandia, por ejemplo, cada ciudadano consume 16 veces mas electricidad que un venezolano. Dicho en palabras llanas, con cada gota de progreso que se le suma a una sociedad también sube la barra de su tasa de dependencia energética (Ver http://bit.ly/Ag68KB) y en un mundo globalizado de recursos finitos, esto necesariamente implica quitarle algo a alguien.

En lugar de ver la progreso como como una necesidad, tendemos a verlo como inevitable. Un tren imparable al que no tiene sentido enfrentar. Pongamos, por ejemplo el concepto de mercado de las grandes ciudades. Actualmente, no existe una sola frutería en París (sea supermercado o mercado ambulante de barrio de fin de semana) que no le coloque a cada fruta o vegetal un letrero con su país de origen. No sé si se trata de una ley que así lo exige, pero es un hecho que emociona al verlo... Hasta que se analiza. Limones de Perú, cocos de Costa de Marfil, dátiles de USA, bananas de Ecuador, se suceden con letreros impecables pinchados en anime. ¿Es agradable esa posibilidad para quien compra?, obviamente. ¿Es lógica?, de ello no estoy tan seguro. No solo la famosa cocina de mercado estacional es una falacia que quedó para los recetarios románticos encallados en los tiempos en los que la gente hacía conservas y conocía lo que se producía, sino que con cada vegetal de estos vendidos en Francia ha quedado una estela de carbono (http://es.wikipedia.org/wiki/Huella_de_carbono) producto del transporte desde sus lugares de origen, que no hay reciclaje de cajitas o abono orgánico que pueda compensar. Pregúntele a un viejo y seguramente recordará que no era tan maluca la vida cuando variaba la despensa con cada estación. Muchas veces agradecemos los avances que nos presentan sin preguntar el costo que para otros implica. Si un día me dicen que la cámara frontal de mi nuevo iPhone implica contaminación, quizás, solo quizás, prefiera seguir chateando con mi hijo sin verle la cara. Total, no es tan grave.

La humanidad es dinámica, pero probablemente hay otros caminos para lograr el recorrido. Son mas largos, se necesita mas tiempo o resultan mas costosos y por lo tanto frenarían el paso de eso que llamamos progreso, de tal manera que optamos nuevamente por el camino rápido, eso sí, no sin dejar de lamentar la suerte del atropellado. En un mundo de limpias naciones con fronteras cerradas, no podemos olvidar que por encima de todos hay un cielo globalizado. El gran atropellado de nuestra loca carrera de progreso

Comentarios

Lolimar Flores ha dicho que…
Esta reflexión es muy acertada, nada mejor que vivir bien pero afectando al minimo nuestra gran casa, el planeta tierra. El afan de la moda y lo "in" nos deshumanizo y nos volvio egositas.
carlos rodriguez ha dicho que…
bravo..! muy buena reflexion si llegara a cada persona del planeta algo por lo mas minimo cambiaria..! asi nuestra pachamama dejaria de sufrir.!
Carlai Zapata ha dicho que…
Perfecto Sumito! La idea es wue el progreso se acompañe de alternativas verdes y ecologicas en el nivel del gasto e inversion energetica. :) ♥
E ha dicho que…
Siempre me hago la misma pregunta ¿cómo vamos a superar tantos desaciertos? la mayoría nos contentamos con denunciar pero muy pocos toman las medidas necesarias para lograr los cambios que requiere la humanidad, es lamentable que los seres humanos pobres y desasistidos sufran las consecuencias del progreso de otros tantos, sin embargo si cada uno inicia un cambio de actitud, lograremos que este planeta se convierta en un lugar agradable y armonioso para todos.

Entradas populares de este blog

¡AL FÍN COCINA PARA NIÑOS EN ICC!

RESISTIR: MI CARTA A LENA YAU

Mi conferencia en Rimini (Agosto 2017)