Sobre Chigüire (2)

Yo quité la posibilidad de hacer comentarios en mi Blog debido a que no tengo el tiempo de establecer un diálogo y cada comentario espera una respuesta. La parte buena es que muchas veces recibo correos electrónicos respecto a cosas por mi escritas aquí, lo que suele ser muy enriquecedor. La carta que les coloco es a raíz de mi comentario del Chigüire y su autor me permitió hacerla pública. En efecto la arista que él toca es muy importante: volver moda una proteína que aun no tiene metodología de cría para consumo humano, puede llevar a la extinción de una especie .... compro totalmente el comentario.

----------------------------------------------------------------------------

Viernes, noviembre 02, 2007

¿Debemos comer Chigüire?

Buenas, espero te encuentres bien.

Por si acaso los mensajes no hacen referencia clara al tema, te voy a poner en cada uno el título de tus posts para evitar confusiones (aunque me agradaría que activases de nuevo la opción de dejar comentarios, pero cada quien lleva su burro al mercado como le parece) ;-)

Sobre el tema de comer ó no chigüire, creo que no podemos demonizar ni alabar a quien lo haga sin pensar en la razón que tiene para el consumo de esta u otra especie.

Si el chigüire es consumido por tradición, necesidad ó porque simplemente está disponible en el entorno, no veo que sea tan criticable como consumirlo por moda, y tal vez quien te escribió ese mensaje tiene la idea de que tú puedes estimular una moda como esa. Ahora, no creo que sea la intención de nadie estimular la caza indiscriminada o la explotación destructiva de un recurso, paro es bueno pensar en que en un mundo tan mediatizado la información se tergiversa con facilidad y se interpreta de miles de maneras (y sin oportunidad de patalear).
En mi experiencia he podido observar que lo que para algunos es normal como alimento es para otros detestable o inmoral. Por ejemplo, los pescadores margariteños por mucho tiempo comieron tortuga parape o carey (Eretmochelys imbricata, que de paso saldrá en uno de los nuevos billetes), sin que eso dañase más de lo normal a las poblaciones de tortugas. Cuando el Puerto Libre trajo el turismo a "Laisla", la gente pedía comer sopa de tortuga y los restaurantes la encargaban, con la consecuente sobrepesca. Lo mismo podría decirse del manatí (Trichechus manatus), cuya carne se diferenciaba en siete tipos, según dicen; no es una captura común, ningún pescador se especializa en eso, pero si se demanda se vende...

El centro del tema es que lo que es tradición para muchos venezolanos no es aceptado por otros, menos aún si piensan que todos los caraqueños se van a volcar a los mercados a comprar carne de chigüire, o que partidas de cazadores van a diezmar a los roedores a tiros para vender sus cuerpos al mejor postor.

Tienes mucha razón en decir que no pensamos en el sacrificio de los animales domésticos, a los que no les dedicamos ni un segundo de nuestros pensamientos para agradecer que existan y que nos alimenten. SIn embargo, no podemos pensar que hay aniamles mejores que otros, que son más importantes para el ecosistema o que deben ser protegidos por ser bonitos y no meterse con nadie (por ejemplo, no hay campañas para evitar el consumo de tiburones, pero si el de ballenas o delfines, hay malos y muchachos de la película en el imaginario zoológico popular).

Te deseo suerte y salud.

Oswaldo
oswaldoparra@gmail.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Y TÚ POR QUÉ NO TE VAS CHICO?

¡AL FÍN COCINA PARA NIÑOS EN ICC!

RESISTIR: MI CARTA A LENA YAU