Soy feliz

Mi Restaurante Sibaris va para dos meses y en ese tiempo son muchas las cosas que hemos tenido que adaptar o revisar ... es lo natural. Por suerte siempre he dado la sensación de ser abierto a las críticas y la gente me escribe con una frecuencia inusitada sus impresiones buenas o malas.

Una de las quejas más recurrentes era que el menú "prix fix" es impositivo por obligar al comensal a escoger tres platos. Debido a ello decidimos desde anteayer "abrirlo" y colocarle un precio fijo a los preludios, otro a los intermedios y otro a los finales de tal manera que cada quien se sintiera con la libertad de comer 1,2 o 3 platos.

Confieso que tomar la decisión me deprimió un poco porque de alguna manera era romper con un sueño teórico de más de un año de gestación ... pero pasó algo hermoso.

Anoche comieron en Sibaris 101 personas y de ellas ¡91 pidieron tres platos!... una razón más para amar a esta Ciudad generosa. Con eso mis clientes me daban un mensaje muy claro: ahora que no me obligas a nada, entonces pediré los tres platos porque quiero saber cual es tu propuesta.

De paso fue una noche en la que estuvo mi Padre (a quien veo muy poco), viejos amigos perdidos y de paso se aparecieron a comer 4 cocineros amigos (A. Belén Myerston, Paul Launois, Florencia Rondón y Carlos García).

Me acosté a las 2:30 am. y a las 7 me tuve que levantar para dar clases en la Escuela, así que soy un "zombie" ... pero un zombie feliz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡AL FÍN COCINA PARA NIÑOS EN ICC!

RESISTIR: MI CARTA A LENA YAU

LICORES VENEZOLANOS