EL DÍA QUE COMPROBÉ QUE SOY ESTÚPIDO


Esta historia tiene un año, pero siempre la quise contar por divertida.

Buscábamos en donde vivir y que estuviese amoblado. Sylvia estaba haciendo una diligencia en la embajada italiana y ve por la zona un letrero de se alquila. Pregunta a alguien que casualmente está saliendo y esa persona, venezolana por casualidad, le dice que son apartamentos sin amoblar pero que el dueño tiene otros en un lugar cercano. Sylvia llama al dueño y él le dice que casualmente está cerca y que pueden encontrarse. Se encuentran en el nuevo lugar y el dueño llega en bicicleta. Sylvia ama el apartamento, así que el viernes voy yo en la tarde a verlo con ella. Nuevamente nos lo muestra el dueño, que llega en bicicleta.

Hacemos negocio y quedamos en vernos la semana siguiente en una notaría que él nos indica.

Vamos a la notaria. No tenemos cuenta bancaria porque nuestro estatus es de turistas. Vamos con el dinero en efectivo. El mes adelantado, la garantía y la comisión. En efectivo.

Llegamos a la notaría y llega el dueño. Llega en bicicleta.

Tengan paciencia, que esto está a punto de ponerse bueno.

Le pagamos, firmamos un papel y el dueño nos dice que quien debe firmar es su Papá que está en Italia. Nos pide que le dejemos el contrato firmado para que su Papá lo firme a la vuelta. Luego nos dice que nos veamos al día siguiente en la tarde en el apartamento para que nos haga la entrega formal.

Sylvia y yo no cabemos de felicidad y nos vamos a casa de mi hermana, que hasta ese momento ha sido nuestra paciente anfitriona.

Mi hermana me mira estupefacta y me dice:

- ¿Pagaste en efectivo?
- ¿No te dio contrato?
- ¿No te dio la llave?
- ¿Siempre llegaba a las citas en bicicleta, así que no sabes en donde es su oficina?
- ¡¿Coño, al menos sabes en donde ubicarlo más allá de whatsapp?! ¿¡Coño, cómo sabes que no acabas de alquilar un apartamento que ya tiene inquilinos y que cuando llegues te los vas a encontrar viendo televisión en su casa!?

Agacho la cabeza y le digo:

- Se veía buena gente.

No duermo. A la mañana siguiente me voy a la universidad derrotado. Nunca antes había tenido una confirmación tan clara de que soy estúpido.

Sylvia y yo llegamos a las 4pm, hora acordada, al apartamento. Tocamos el timbre. Son los segundos más largos que he vivido en mucho tiempo. Él sale sonriente y nos hace pasar. Nos dice:

- Perdonen por no tener flores de recibimiento. No me dio tiempo de comprarlas.

Allí hemos vivido un año maravilloso. Nuestra casa nació desde la credulidad, acepto que muy inocente, de que la mayoría de los seres humanos son honestos.

Comentarios

Lilibeth ha dicho que…
Wao.. Pense que te habian estafado.
Unknown ha dicho que…
Estoy segura que me habría pasado lo mismo...
Como dicen, Dios premia al buen hijo.
Lony Perez ha dicho que…
“Igualito, vas preso”, diría mi familia. Jejjje! Saludos!
Krisell linares ha dicho que…
Solo leer me dio angustia. Jajajaja
Pero asi somos los venezolanos solo vemos la cara y nos damos cuenta si parece buena gente o no!
Krisell linares ha dicho que…
Solo leer me dio angustia. Jajajaja
Asi somos los venezolanos, vemos a la cara y definimos si parece o no buena gente.
Anónimo ha dicho que…
Buenísima historia. Y llena de esperanza y confianza. Los buenos siempre trunfan!!!
Yeranyely ha dicho que…
Los buenos somos más!
Gracias por compartir las bonitas experiencias ��
Unknown ha dicho que…
Un final no inesperado, pero no podía haber un mejor final que ese =)
Anónimo ha dicho que…
Me hiciste pensar por un momento que habian estafado a uno de los seres que más admiro, definitivamente los burnos somos más bendiciones..
Héctor R. Noguera Lárez ha dicho que…
No tenemos razones para desconfiar de todo aquel con quien nos encontramos, nadie nos debe quitar nuestro derecho a creer en los demás, pero no cabe duda que hay que cuidarse. Regalamos el dato de ese maravilloso arrendatario. .
Dulces Kokoa ha dicho que…
Yo diría, se salvaron de vaina..!! Jajaja ����
Dulces Kokoa ha dicho que…
Yo diría "Se salvaron de vainita" jajajaja
Dulces Kokoa ha dicho que…
Yo diría "Se salvaron de vainita" jajajaja
Andradeliss ha dicho que…
Final inesperado !! Pero excelente , bien por ti por creer en la humanidad , bien por el caballero por actuar con honestidad . Bien por la sociedad !!
Anónimo ha dicho que…
Aún hay gente honesta!
Unknown ha dicho que…
Gracias a Dios y a la Virgen, tus ángeles están siempre contigo,seguiste tu intuición y no te defraudó. Dios te cuide!
Marilin Muscolino ha dicho que…
Uffff!!!! Gracias a Dios sigue habiendo gente honesta en el mundo, cada "ladrón" juzga por su condición. La gente honesta o desconfía de todo mundo o confía en todo el mundo. Yo soy de lag primeras y mi esposo es de las segundas.siempre deja el nombre de Venezuela en alto Sumito, cuentas con el aprecio de tus hermanos venezolanos.
Unknown ha dicho que…
Siempre le digo a mi esposo e hijos, "No hay que perder la capacidad de asombro para disfrutar de verdad y No hay que dejar de creer en las personas" si no imagínate, que contariamos para emocionar de nuestras experiencias ������
Unknown ha dicho que…
Wow tambien crei que te habian estafado jaajja bueno a mi tambien me pasa si hay feeling con la persona uno confia y como buena guara me pasa a menudo jaja gracias a dios al igual que tu hisroria no he tenido finales tristes.
Juancarlos D. Soto ha dicho que…
Mi estimado sumo. Recientemente vivi una situacion parecida y me di cuenta mas fielmente que la desconfianza y la duda nos abrazan en esos momentos. Pero siempre me a quedado una frace muy clara que dejaste en el isntituto cuando estudiaba. " si le das la oportunidad a una persona que haga algo bien lo hará " por el hecho que la gente se iba sin pagar y no habia efectivo y siempre volvian a pagar
Ana Carolina ha dicho que…
Lindo relato ❤ nosotros también pagamos la kaution en efectivo, y la placa del auto era extranjera asi que andábamos un poco temerosos, pero gracias a Dios ya estamos instalados y felices en nuestro nuevo hogar
Unknown ha dicho que…
Yo tambien peco por "estupida" y digo se veía buena gente.
Natalia ha dicho que…
Que genial y que historia tan buena!!!!! aqui en Argentina, siendo Venezolana, me he dejado llevar y he confiado....me ha costado confiar en la buena fe de las personas pero si hay gente buena :)
Anónimo ha dicho que…
Todos tenemos nuestros 5 minutos de estupidez jajajajajajaja
Serendipia ha dicho que…
Jajaj.. tremenda experiencia amigo, a veces si hubieses pensado incredulo de pronto y no se hubiese dado nada por los prejuicios... que va no eres estupido, pensaste humano..
Milagros Serrano ha dicho que…
Santo Dios! Casi me suspendo en la silla!!!
Y si (perdón) somos estúpidos por ver la car de buenas gentes... Saludos donde quiera que estès y Dios les bendiga!

Entradas populares de este blog

2019, EL AÑO EN QUE TODO CAMBIÓ

Las cartas de los cocineros son raras

EN EL DÍA DE LOS ENAMORADOS ME TOCÓ LLORAR