De vez en cuando la vida


De vez en cuando la vida
nos besa en la boca
y a colores se despliega como un atlas,
nos pasea por las calles en volandas
y nos sentimos en buenas manos.
Serrat


Ayer era domingo. Nuestra escuela de cocina estaba cerrada y yo andaba en mi bicicleta camino a la playa. Era un domingo cualquiera en esta Isla de Margarita.

No. No era un domingo como cualquiera. Un grupo de alumnos de Nivel 1 (los más jóvenes de la escuela) hablaron con Alberto (mi mano derecha, amo y señor de las llaves) y tomaron por asalto la escuela. Yo no lo sabía.

... E hicieron un jardín. Su jardín. Y cocinaron pasta. Y siguieron haciendo un jardín de troncos que desde hoy se poblará de sus voces y las de sus compañeros.

En un año habrán salido de acá y ese jardín estará para siempre. Son muchachos que desean dejar. Legar. Y como dice Serrat, hacen que yo me sienta en buenas manos.








Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Felicitaciones Chef, Literalmente estas cosechando lo que siembras!! Felicitaciones muchachos, nos hace falta gente asi, con ganas de hacer cosas que aunque parecen sencillas y pequeÑas, son grandes porque mas que llenar o embellecer un espacio, alegran y llenan el alma.....

Entradas populares de este blog

¡AL FÍN COCINA PARA NIÑOS EN ICC!

RESISTIR: MI CARTA A LENA YAU

Mi conferencia en Rimini (Agosto 2017)