UN CUENTO MARINADO

Recientemente la productora 202 Producciones (Chile) nos propuso a la periodista Valentina Quintero y a mi que hiciéramos un evento que llamaron "CUENTOS MARINADOS". Anexo lo que fue el esquema conceptual gastronómico que propuse. Es apenas una parte de un manual que solemos hacer los cocineros que incluye listados de compras, división de las preparaciones por equipos de trabajo, carta Gantt de días previos y del evento, etc. Lo anexo porque pocas veces los cocineros mostramos en que consiste nuestro proceso y puede ser divertido verlo:



PROPUESTA CONCEPTUAL PARA CUENTOS MARINADOS CON VALENTINA QUINTERO


CONCEPTO: Viaje circular por la geografía comestible de Venezuela a través de una Rosa De Los Vientos que parte en Oriente y termina en el centro del país (ver siguiente página).

Serán 8 tiempos repartidos en 8 abrebocas medianos. No se hace un menú con el orden tradicional (abreboca, entrada fría, entrada caliente, principal y postre), sino que cada bocado es una excusa par que Valentina vaya llevándonos por este viaje en espiral y yo aderece con mi visión gastronómica del país. Por ejemplo, el tiempo 4 (Amazonas) es con cacao porque así cuento que debemos estar orgullosos del hecho de que los estudios genéticos apuntan a que el origen del cacao es en nuestro actual Amazonas.

Puede parecer raro, por ejemplo, que en el tiempo 6 (Andes) vuelva a una sopa ya casi terminando el paseo, pero es mi forma de contar lo admirable de como en el páramo con apenas 7 ingredientes (mantequilla, papa, cebollín, leche, queso ahumado, cilantro y huevo) que tiene un campesino a disposición como ingredientes únicos en esa zona, han levantado un plato grandioso porque así somos los venezolanos… etc.

Cada tiempo para mi está cargado de historias muy específicas que hablan de quienes somos, como nos vemos y hacia donde vamos.

Sale un plato, cuento mi visión gastronómica de ese espacio, Valentina nos cuenta sus historias. La cito:

“… mantener la contentura de pertenecer. El arraigo que nos llena de fortaleza. La bendición de tener un país que nos importa, nos duele. Que lo amamos y lo defendemos. Es el terruño. Es el hogar. Pertenecemos. Aquí nacimos. Aquí están los recuerdos, la familia, los aromas. El clima benigno. El saludo cercano. El apurruño en cada encuentro”.

Comentarios

Antonio Luis Morales Ortega ha dicho que…
EXCELENTE iniciativa, siempre enalteciendo el gentilicio venezolano, nuestra gastronomía, costumbres y geografía. Que el Universo los colme de bendiciones y les siga iluminando para continuar desarrollando geniales y extraordinarias ideas. Un gran abrazo para ambos. Se les quiere un montón!!!
Unknown ha dicho que…
Me encanta. Pero creo q falto la hallaca?!

Entradas populares de este blog

EL DÍA QUE COMPROBÉ QUE SOY ESTÚPIDO

Una sorpresa sobre la Sarrapia

Las cartas de los cocineros son raras