¿AUTOJURAMENTACIÓN? ¿DOS PRESIDENTE?



Vivo en el extranjero, así que muchos me preguntan ¿Cómo es eso que tienen dos presidentes en tu país? ¿Se puede autojuramentar un presidente?

Escribo esto lo más conciso y sencillo posible, para que se entienda que lo que sucede en este momento es absolutamente legal y democrático:

2013. Nicolás Maduro gana la presidencia en una elección en donde supera por 1,5 % a Henrique Capriles. Esa cifra ínfima, y ampliamente discutida dado los ventajismos y presiones documentadas por parte del aparato estatal, genera un malestar obvio.

A partir de ese momento en cada elección de alcaldes o gobernadores (mi país es federal) en donde ganaba alguien de la oposición, Nicolás Maduro nombra un “protector” (protector del estado en caso de gobernadores, o de la ciudad en caso de alcaldes), que es una figura que no existe en nuestra constitución, y transfiere los recursos a este miembro de su partido político. De facto elimina los cargos de gobernador y alcalde elegidos popularmente.

2015. Se dan las elecciones de la Asamblea, y pese al obsceno aparato represivo que desata Nicolás Maduro, la oposición obtiene 112 escaños y su partido político 55. En vista de ello Nicolás Maduro hace una asamblea paralela (figura que no existe en nuestra constitución) compuesta 100% por miembros de su partido, y comienza a legislar únicamente con las leyes aprobadas por esa asamblea paralela. Consolida de hecho un golpe de estado.

2018. Nicolás Maduro llama a elecciones. Prohíbe la observación internacional del proceso. Dado lo anterior, es evidente que la oposición decide no presentarse ante la falta absoluta de garantías. Nicolás Maduro inventa un par de candidatos de “oposición” (uno, ex aliado de él y otro un pastor evangélico) y “gana”. Quién había ganado antes con 1,5 % de diferencia y perdido la Asamblea, “gana” con 70% del “voto popular” en medio de la peor crisis que haya vivido Venezuela.

10 de enero de 2019. Nicolás Maduro asume el nuevo período presidencial ante sus partidarios y no la Asamblea (expresamente prohibido en nuestra constitución) y como es natural es desconocido. La comunidad internacional le pide algo lógico: elecciones libres, democráticas y con observación.

23 de enero de 2019. El presidente de la Asamblea Nacional, único ente elegido en elecciones, se ve en la obligación de invocar uno de los artículos más hermosos de nuestra constitución como es el 333. En él se entiende a la democracia como una responsabilidad colectiva y se pide a los ciudadanos que la restauren cuando esté en peligro.

El presidente de la Asamblea, Juan Guaidó, se ve en la obligación de asumir transitoriamente rol de estado mientras se restaura el hilo constitucional. No puede calificarse de “autojuramentación” como erróneamente han escrito algunos medios. Mientras el estado está acéfalo y el orden democrático roto, es el presidente de la Asamblea quien asume el rol.

El presidente de la Asamblea, Juan Guaidó, inmediatamente explica los tres pasos a seguir: cese de la usurpación del poder por parte de Nicolás Maduro y que haya una transición rápida mientras se preparan elecciones libres en donde obviamente el chavismo participaría. Guaidó ha sido enfático en que la lucha por terminar con la dictadura debe ser pacífica.

No amigos. No es una autoproclamación. Todo lo contrario; es la primera vez en mucho tiempo en que los venezolanos siguen la letra de la constitución sin violentarla.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Siempre es un gusto leerte. Gracias por ayudarnos a explicar lo que pasa, especialmente a los que estamos fuera.
Unknown ha dicho que…
Muuuuyyy buena esta explicación, en pocas palabras el resumen de la situacion del Pais!
Susy Susy ha dicho que…
Gracias, buena precisión.
Mariangel ha dicho que…
Excelente explicacion segun la sincronizacion de los hechos

Entradas populares de este blog

EN EL DÍA DE LOS ENAMORADOS ME TOCÓ LLORAR

EL DÍA QUE COMPROBÉ QUE SOY ESTÚPIDO

Una sorpresa sobre la Sarrapia