La cena con ingredientes de emprendedores de la Isla de Margarita



Convertir la gastronomía de un país (o de una región) en referente, pasa por la buena intención de querer lograrlo, pero pasa igualmente por entender que existe una metodología, un camino, unos pasos, que seguir para poder lograrlo.

Ha sido mi obsesión los últimos años: aprender, formarme, para poder celebrar y celebrarnos desde lo que somos como cultura.

Muchas veces he escrito sobre esos caminos metodológicos, y muchas veces he escrito que uno de los aliados principales son los frascos.

¿Como lograron, por ejemplo, las gastronomías de Japón o Italia ser tan populares en todo el mundo? Lo lograron porque se podía exportar gari, wasabi, nori y soya en el primer caso; y tomate enlatado, espaguetis y aceite de oliva en el segundo. Sin esos frascos esas cocinas hoy seguirían siendo desconocidas.

Cuando un emprendedor popular venezolano desarrolla la fórmula para hacer una cesta de pan de año, un paté de raya, un potaje de granos congelado con nuestra sazón, un chorizo, un encurtido de berenjena, huevas de lisa en polvo, mermelada de ají margariteño; yo no veo únicamente emprendimiento, sino que veo frascos, etiquetas, tiendas en aeropuertos, turistas con maletas que llevan nuestra cultura, productos venezolanos en supermercados de otros países, gente de otros países cocinando con nuestra sazón... pero sobre todo veo a Chefs de Venezuela y del mundo cocinando con esas recetas populares.

Es tan genial el chef francés que inventa una salsa con mostaza de Dijon, como el campesino que hizo esa mostaza. Es tan genial el chef español que inventa un bombón de morcilla, como el emprendedor que le vendió esa morcilla. De eso se trata: de entender que cocinar es un acto de comunión en donde uno abre frascos y rasga bolsas. De no ser así, papelón no tendría cabida en una hallaca, casabe no se usaría para empanizar, ketchup y vuelve la vida no serían una pareja inseparable, y el asado negro quedaría desprovisto del aroma de la salsa inglesa.

En Margarita está pasando algo grande. La profusión de emprendimientos gastronómicos es de vértigo, y la seriedad de las propuestas habla de madurez a la hora de encarar cada uno de los casos familiares desde el punto de vista financiero: planes de negocio, etiquetas, permisos, etc.

Mucho tiene que ver la concertación de esfuerzos que se ha hecho desde los talleres para emprendedores de la Universidad Corporativa SIGO que dirige Mauricio Parilli, el entrenamiento financiero para micro empresarios de FUNDEFIR que dirige Salomón Raydán, la organización de ferias populares que dirige Magaly García desde IMTUMAR, el telúrico fenómeno de curadoría de eventos y concursos populares que dirige Fernando Escorcia desde MARGARITA GASTRONÓMICA y, perdonen que lo diga, también mi labor desde ICTC.

Pero vuelvo al inicio de este escrito. Celebrar es un acto metodológico.

El sábado 28 de este mes de Noviembre de 2015, en mi escuela de cocina (ICTC) hice una cena dirigida en donde mis creaciones dependían de los productos que micro empresarios familiares de la isla han desarrollado. Este movimiento que se inició dependerá mucho de que los cocineros de la Isla de Margarita (y posteriormente de Venezuela) le compremos a esos emprendedores y usemos sus productos como parte de nuestras propuestas.


ABREBOCAS
Cesta de pan de año rellena de paté de raya mezclado con sofrito, y crema de ají dulce


Helen Fernández (Paté de raya "La Guarapera") y Alberto Ortega (Cesta de "Pan de Año")



ENTRADA
Potaje de granos de soya con capeletis rellenos de chorizo


Rosa Cabrera y Yeimy Carvallo (Granos "Listo Deli")... no estaba Alexis Real (Embutidos "El Asuntino")



PRINCIPAL
Pasta corta con encurtido de berenjena y polvo de huevas de lisa


Gisela Caraballo (Encurtido de berenjena "Delicias de Chelita) y Freddy Albornoz (Huevas de lisa "Bahía Margarita")


POSTRE

Volcán de bizcocho con salsa de cacao y ají dulce. Manjar con mermelada de ají dulce


Doris Guzmán (Mermelada de ají dulce y de cacao) y Jhony Santaella (Bizcochos)




BEBIDA
"Joropo Sour" (Licor de ají dulce, cocuy pecaya... y otros secretos)



Mariflor Andrade y Sergio Figueroa ("Licor de Ají Margariteño)





Comentarios

Entradas populares de este blog

¡AL FÍN COCINA PARA NIÑOS EN ICC!

RESISTIR: MI CARTA A LENA YAU

Mi conferencia en Rimini (Agosto 2017)