¿Y TÚ POR QUÉ NO TE VAS CHICO?




Hace tres días Sylvia y yo abrimos las puertas de nuestro restaurante el Langar en La Asunción, capital del Estado Nueva Esparta (Isla de Margarita), y nuestro hogar por los últimos siete años.
Estuvimos construyendo desde cero por 14 meses y en el camino no sólo pusimos hasta el último céntimo de nuestros ahorros, sino que un poco menos de la mitad de lo que costó hacer El Langar se lo debemos a familiares y banco. De este último par de infidencias económicas está al tanto nuestra gente cercana, pero en todo caso todo el que nos veía corriendo todo el día de acá para allá y de allá para acá, un día buscando cemento, otro cubiertos, otro destruidos anímicamente por el tercer robo, y otro ilusionados comprando las servilletas de tela; nos veía con una mezcla entre ternura por esa combinación de testarudez e ilusión que como pareja exhibimos, y al mismo tiempo nos veían con susto porque sabían que habíamos decidido poner hasta el último huevo en una cesta bastante rota llamada Venezuela.
Sumo, no quemes todos tus ahorros.
Sumo, no entiendo el empeño de ustedes dos. Menos viniendo de una pareja que podría irse a cualquier lugar.
Sumo, ¡Coño vete!
Sumo, ¿Y tú por que no te vas chico?
Quedarse. Irse. Las razones detrás de ese par de verbos pronominales son inexplicables porque son distintas para cada quien. No existen dos personas que compartan exactamente los mismos miedos y sueños. Inclusive en nuestro caso, Sylvia quiso el restaurante por unas razones y yo por otras. Por suerte mi vida ha estado sincronizada con la de ella en estos últimos quince años en sueños y muy desfasada en miedos: cuándo he querido tirar la toalla, ella no. Y viceversa.
¿Por qué, entonces, hacer un Langar en medio de la incertidumbre mayor? ¿Tendré dinero para pagar las deudas? ¿Sabré manejar el escenario de inflación? ¿Un tuit mal pensado molestará a alguien del poder y destruirán a mi familia? ¿Llegará el comunismo, y la inversión de una vida ya no será nuestra?
No tenemos respuesta para esas preguntas. La verdad es que no tenemos respuesta para ninguna pregunta. Les cuento porqué yo, Sumito Estévez, quise hacerlo. Me sirve para poner en orden las ideas. No es una fórmula. No es un ejemplo a emular. No soy tan egocéntrico como para pensar que debo ser aplaudido por una decisión íntima y familiar. Es simplemente mi cuento. Uno muy personal.
II
Yo no se hacer otra cosa que no sea tener restaurante. En los períodos en los que no los he tenido me he ido apagando lentamente. Hoy es domingo, el domingo que espero toda la semana para descansar. Pero es un domingo totalmente distinto. Estoy desesperado porque llegue el lunes. Quiero estar en El Langar. Tengo dos días pensando en los nuevos platos que quiero inventar. Mi ilusión es infinita, y lo bonito es que no tiene nada ver con el dinero (ese llegará) sino con los clientes. Pienso obsesivamente en como serán los clientes, en lo que quiero que sientan, en si estarán cómodos y bien servidos. Veo un ingrediente y tomo notas. Estoy muy vivo, y ese solo hecho paga una buena parte de la inversión.
A lo largo de 27 años he abierto ocho restaurantes, inaugurando la cocina desde el primer día. Los nombro: Seassons Club, La Vinoteca Delfino, Sumito Restaurante, Kathay, La Brasserie, Sibaris, El Comedor y ahora El Langar.
En el primero como sous-chef, el siguiente como chef, el siguiente como dueño de 50% en el restaurante de un hotel que era socio de la otra mitad, en el siguiente como Chef, en los tres siguientes como Chef-socio. Finalmente el octavo como dueño.
Es la primera vez que soy dueño y solo tengo una socia. Mi esposa.
Es muy raro un chef que no tenga socio capitalista y que sea dueño de los ladrillos en donde cocina. Esa situación se da en pequeños restaurantes familiares, modestos, las llamadas trattorias. Hay una diferencia enorme entre ser chef-socio a ser dueño de un espacio que pueden heredar tus hijos y en donde no te da vergüenza pedirle a tus socios que permitan que esos hijos hagan la caja o sean mesoneros.
Llegado a este punto hago una aclaratoria importante. No estoy afirmando que un chef con socios capitalistas es un explotado o que un chef dueño de su taguara es mejor. Solo afirmo que yo, Sumito Estévez, y que mi esposa Sylvia Sacchettoni, soñábamos con tener un restaurante familiar y que lo hemos logrado.
Ya este hecho comienza a explicar porque no nos fuimos. Con el dinero que teníamos hubiésemos terminado teniendo una fracción de las acciones en un restaurante (con total seguridad en un local alquilado) en un país distinto a Venezuela.
Venezuela nos permitió lograr un sueño, y pienso devolverle esa posibilidad cocinando rico y con mucho amor.
Nuestro Langar tiene la foto de mi hija Andrea cuando era chiquita señalando el baño de mujeres, y una mía posando como pesista con mi hijo haciendo la misma pose cuando tenía tres años, en el baño de hombres.
Cuando íbamos a abrir, Sylvia abrió las cajas de su madre fallecida y comenzó a sacar sus objetos y esos objetos decoran partes de la sala.
No hemos comprado toda la vajilla, así que parte de la vajilla de mi casa está en esa sala.
Es un restaurante familiar. De esos que están atendidos por sus propios dueños y que, Dios quiera, continuarán mis tres hijos (o al menos uno de ellos) cuando no me den las fuerzas.
III
Tenemos siete años viviendo en Margarita y Margarita me hizo una persona mas feliz, mas pausada, mas reflexiva, mas religiosa. Me hizo mejor.
Llegado a este punto vuelvo a aclarar. Cuando afirmo que me hizo mejor no me refiero a que ahora soy casi santo. Solo afirmo que no me gustaba como era y ahora me veo al espejo y me siento mas coherente.
Amo a Venezuela y amo a Margarita. La idea de tener que irme a empezar en otro país me angustia más de lo que me angustia quedarme. Quienes son cercanos saben que los últimos meses han sido muy duros para Sylvia y para mi. Casi me vencieron. Fue horrible levantarme, por cierto un domingo como hoy, y decirle a Sylvia “me vencieron amor, vayámonos”.
Pero no me vencieron, y eso no significa que soy terminator. Sólo significa que a mi, Sumito Estévez, mis miedos y mis debilidades no me vencieron.
Nunca se que contestar cuando me dicen “¿Y tú por qué no te vas chico?” porque lo que quiero contestar es que es por culpa del mar frente a mi casa, pero me da miedo quedar como un imbécil.
Pero es la verdad. Es por culpa del mar, de la bicicleta y del ron.
IV
Todo cocinero dice que algún día se retirará a montar un restaurancito. Frente al mar, en una finca, en una montaña. La gente cree que se refiere a descanso con aquello del retiro, pero en realidad es un discurso de libertad para hacer. Libertad inclusive para decidir el nombre del restaurancito.
Dudé mucho en poner el nombre del Langar. Para entender que es un Langar les dejo el link de un viejo escrito de 2008 que titulé La Comida más Importante de mi Vida (http://sumitoestevez.blogspot.com/…/la-comida-ms-importante…). Lo llamé Langar no por hippie y espiritual, sino porque me parecía importante homenajear el legado que le trajo a mi vida Anusuya Singh, mi madre, la que en 1959 conoció a un venezolano en Moscú y desde 1965 hizo a Venezuela su patria.
El Langar significa, para mi, la casa de todos. Eso espero que sea siempre mi casa. Y así estoy cocinando en esta etapa de mi vida: casero, venezolano, con porciones generosas y cocciones lentas.
Me emociona ver en mi programa de archivar fotos, yo que soy todo orden, en la columna a mano izquierda, justo debajo de la carpeta de 2016, un nuevo álbum que se llama “El Langar 2016”.
¿Por qué no nos hemos ido? ¡Pues por el mar chico!... Y si llega el comunismo y me lo quita todo, pues perdí… pero nadie me habrá quitado lo bailado.
Y sí. Sylvia y yo queremos que vengan a visitarnos. Porque estamos ilusionados y porque hay que pagar un préstamo.

Comentarios

Magdelis Marcano ha dicho que…
Que belleza !!!,...cuan orgullosa me siento de ti, gracias a ti y a tu esposa por quedarse, bendiciobed y éxitos para ambos.

Norma C. Figueroa S. ha dicho que…
Cónchale Sumito. Me hiciste llorar. Tampoco quiero irme... Te felicito por tú decisión y pido a nuestra Virgencita del Valle nos de fortaleza para aguantar el vendaval. Suerte paisano de libre eleccion... Una Margariteña enamorada de Guayana
Paco Blanco ha dicho que…
Vivo en Margarita desde hace cuatro años, frente al mar. A mis 77 tampoco me voy, pudiendo hacerlo. Mi esposa y yo haremos ahora con más frecuencia la ruta La Guardia - La Asunción, pues es un privilegio la cocina de Sumito y la atmósfera que se respira en ICTC. ¡Enhorabuena esa apertura!
Unknown ha dicho que…
Allá iremos a disfrutar de tus excelencias culinarias y de lo sabroso que es ser venezolano!! Los felicito de corazón!
Hector E Villegas O ha dicho que…
Pues no te conozco sino por tv y ya con esta historia doy por sentado que la sazón de tu comida está inspirada no por los años de experiencia sino por tu alma y el corazón de tu esposa y con esa pizca de sal inspirada en tus hijos. Viva Venezuela
jose segundo armas gonzalez ha dicho que…
Gracias sumito.. Como venezolano historias reales como esta es que yo también digo, NO ESTOY VENCIDO, NO ESTAMOS VENCIDOS. Somos un pueblo noble que en un futuro no muy lejano tendrá la paz, la tranquilidad, la prosperidad y el bienestar que por estos años de REVOLUCIÓN NOS HAN ROBADO. La vida es para vivirla y espero que en tu langar tanto tu como tus clientes (esperando un dia de estos ser uno de ellos) se vivan momentos memorables y dignos de recordar.. tenias que ser VENEZOLANOO...! SUERTE
MCSI ha dicho que…
Enhorabuena!! y mucho éxito. Si alguna vez vuelvo a ver Margarita, sin duda iré a visitarles. Seguro que seguirás bailando :-)
erick rengel ha dicho que…
Viví en margarita por 10 años, me fui del país hace mes y medio, amo Venezuela y a mi Isla hermosa así como tú sumo, soy chef pastelero y me fui porque la vía para realizar los sueños de mi familia y los mios tomaron otro rumbo. Se que regresaré a mi tierra no se si en calidad de turista o para continuar sembrando en ella. Quiero darte las gracias por este escrito porque reconforta mi alma. Gracias sumo una vez estreche tu mano, y cuando vaya a la asunción espero estrecharla nuevamente en libertad y agradecimiento por tu terquedad
Fraini Salazar ha dicho que…
Hermoso escrito, gracias por inspirarnos!!! Y si iremos a visitarlos al Langar para degustar esa sabrosa comida hecha en casa!!! El Señor multiplica las fuerzas del cansado y bendice el fruto de sus manos. Dios te bendiga Sumito, Éxitos!!!!
Fraini Salazar ha dicho que…
Hermoso escrito, inspirador para muchos, claro!!!! que vamos a desgustar de la sabrosa comida hecha en casa y a cocción lenta, sabes el Señor multiplica las fuerzas del cansado y bendice el fruto de sus manos así como bendecira tu Langar!!! Dios te bendiga y Éxitos Campeón.
Fraini Salazar ha dicho que…
Hermoso escrito, gracias por inspirarnos!!! Y si iremos a visitarlos al Langar para degustar esa sabrosa comida hecha en casa!!! El Señor multiplica las fuerzas del cansado y bendice el fruto de sus manos. Dios te bendiga Sumito, Éxitos!!!!
Fraini Salazar ha dicho que…
Hermoso escrito, gracias por inspirarnos!!! Y si iremos a visitarlos al Langar para degustar esa sabrosa comida hecha en casa!!! El Señor multiplica las fuerzas del cansado y bendice el fruto de tus manos. Dios te bendiga Sumito, Éxitos!!!!
Zulay Rodriguez Seijas ha dicho que…
Encantada, fascinada por ese maravilloso escrito, me siento orgullosa de ser venezolana, de contar con un Sumito Estevez, de un venezolano esperanzador y esperanzado. ..Saldremos de ésta, y tu Langar será testigo de ese despertar, de ese nuevo amanecer! Ojalá algún día pueda ir a conocerlo, pero desde ya lo voy a recomendar.
Thamaheve ha dicho que…
Me contagias el optimismo, me inspiras a continuar con mi proyecto. Dios los bendiga a ti y a tu esposa. Exitos!!!
Jesus Garrido ha dicho que…
Excelente narrativa, atrayente y muy esperanzadora claro que ese sueño hecho realidad aunque te ha costado no ha sido fruto de la casualidad y por ello va a prosperar y las deudas vas a pagar y tranquilo que a los comunistas les encanta lo bueno y entre eso está tu comida que estoy seguro van a dusfrutar.
Jesus Garrido ha dicho que…
Excelente narrativa, atrayente y muy esperanzadora claro que ese sueño hecho realidad aunque te ha costado no ha sido fruto de la casualidad y por ello va a prosperar y las deudas vas a pagar y tranquilo que a los comunistas les encanta lo bueno y entre eso está tu comida que estoy seguro van a dusfrutar.
Unknown ha dicho que…
Dios Te bendiga Sumito, y a los tuyos. Que la paz que Cristo da y excede todo entendimiento te acompañe siempre. El langar será mi proxima parada obligatoria cuando vaya a Margarita a visitar a mis pastores que viven en la Isla.
Jesus Ramon Jimenez Peraza ha dicho que…
Venezolanos como Uds son los que nos dan esperanza. Desde Lara les deseo exitos, con la Fe de retornar a la senda del progreso y de visitarlos en Esa hermosa isla. La verdadera perla del Caribe
El apureño de caracas ha dicho que…
Enrobuena y muchas felicidades y éxitos me encanta tu escrito y es totalmente verdad hay que vencer los miedos y salir adelante cuando vaya a margarita pasaré por tu langar
Ingrid Arizaleta ha dicho que…
Excelente Sumito , Felicidades por tu nueva casa El Lagar y gracias por querer tanto a esta tierra maravillosa y con gente noble y buena ! Que los hay y muchísimos que iremos a tu nueva casa a degustar nuestra comida de cocción lenta y hecha por ti con mucho amor ! Que gracias vale por quedarte y gracias al mar y a la Virgencita del Valle. Por hacernos el milagro de querer quedarte ! Se te quiere Sumito !
CarlosV ha dicho que…
Pues yo tampoco quiero irme, tengo 2 años viendo opciones pa donde irme, y todavía sigo aquí, con mi espacio vacío, sin capital, pero soñando, buscando cómo reactivarlo, ahí voy, sé que en cualquier momento que supere mis miedos, reactivaré mi espacio.
Bellas tus palabras Sumito, sinceras.
Laivson ha dicho que…
Bravo!! Bravissimo!! Si pudieramos decirlo en una frase: Venezuela para los venezolanos... Soy músico y pseudo aficionado a la cocina, por lo que invariablemente he sabido de Sumito por un camino o varios, y desde la primera receta que intenté (sin éxito) mi modelo más consecuente es Sumito... Hasta ahora tal vez, es que reconozco ese sazón-valor venezolano que me llena de ganas y de optimismo frente a cualquiera de estas vivencias a las que llamamos problemas, y una vez más, el autor vuelve a ser Sumito... Bravo maestro!!
nosesise ha dicho que…
Que bello. Me llena de fe. Gracias.
Jacky Tovitto ha dicho que…
Sumito, en lo personal superó ante todo los temores creados por las presiones que su mismo entorno le genera y estableció que bajo cualquier circunstancias vería su sueño hecho realidad.

Quizas En lo político, la presión opositora lo tenía en vilo hasta que decidió superarla; sin embargo,  tiene aún sombras que lo acompañan y que no le permiten ver aún con claridad que los seres humanos somos seres de circunstancias.  La "clase media" esta psicologícamente afectada y he allí el reflejo de ello.  Yo que vivi fuera de mi país por mucho años concluyo que, no hay como estar en tu tierra aún cuando se subestime que es lo mejor que se pueda tener para estar en armonia consigo y sus orígenes. 

Nos han querido hacer creer que en *Venezuela* no hay proyectos y que todos debemos emigrar. El problema somos nosotros mismos porque donde quiera que vayamos siempre eso nos acompañará.  Mi conclusión, todo momento requiere su limpieza y aqui quedamos los que necesitan estar, el resto siempre tendrán un vacio que ningún, ningún espacio llenará y es tener, nada más y nada menos que tener lo que ello significa,  verdadera Patria! Q por cierto han querido banalizar el contexto y profundidad de lo q ella en esencia significa. Por ello reconocemos en Sumito su don de gente, d paisano de buen andino de buen venezolano al luchar contra el odio y la mezquindad, q por cierto no es d nuestra cultura perse o idiosincracia, ha sido importada para intereses muy oscuros..  Venceremos Juntos! Venezuela es una sola! Ah, y la familia no ve el momento para poder ir a Disfrutar tus delicateses!jackytovi@gmail.com / fernando.tovitto@gmail.com
Jacky Tovitto ha dicho que…
Sumito, en lo personal superó ante todo los temores creados por las presiones que su mismo entorno le genera y estableció que bajo cualquier circunstancias vería su sueño hecho realidad.

Quizas En lo político, la presión opositora lo tenía en vilo hasta que decidió superarla; sin embargo,  tiene aún sombras que lo acompañan y que no le permiten ver aún con claridad que los seres humanos somos seres de circunstancias.  La "clase media" esta psicologícamente afectada y he allí el reflejo de ello.  Yo que vivi fuera de mi país por mucho años concluyo que, no hay como estar en tu tierra aún cuando se subestime que es lo mejor que se pueda tener para estar en armonia consigo y sus orígenes. 

Nos han querido hacer creer que en *Venezuela* no hay proyectos y que todos debemos emigrar. El problema somos nosotros mismos porque donde quiera que vayamos siempre eso nos acompañará.  Mi conclusión, todo momento requiere su limpieza y aqui quedamos los que necesitan estar, el resto siempre tendrán un vacio que ningún, ningún espacio llenará y es tener, nada más y nada menos que tener lo que ello significa,  verdadera Patria! Q por cierto han querido banalizar el contexto y profundidad de lo q ella en esencia significa. Por ello reconocemos en Sumito su don de gente, d paisano de buen andino de buen venezolano al luchar contra el odio y la mezquindad, q por cierto no es d nuestra cultura perse o idiosincracia, ha sido importada para intereses muy oscuros..  Venceremos Juntos! Venezuela es una sola! Ah, y la familia no ve el momento para poder ir a Disfrutar tus delicateses! Jackytovi@gmail.com / fernsndo.tovitto@gmail.com
Sara ha dicho que…
Lo máximo... Ya quiero ir a Margarita, primero por el mar y segundo por comer casero, rico y hecho con amor por Venezuela. Ese mismo amor que me dio la libertad de decidir regresar!!!
Anónimo ha dicho que…
te admiro desde siempre, y con escritos como este, te admiro aun mas....Soy una profesional de la medicina, que añora los buenos tiempos, la bonhomia del venezolano, esa que hizo que tantos inmigrantes hicieran de esta patria, SU PATRIA...Ando con un pie en mi pais y otro pisando fronteras, por mis hijos y por mi. Pero tus palabras me devuelven la fe. Si se puede querer a alguien sin conocerlo, pues te quiero sumito.
Camilo Mora ha dicho que…
Que grato leer tu experiencia y agradecer porque seres como tu le dan a uno fortalezas para seguir luchando en lo que uno cree y sueña. Ojala algún día pueda, estoy seguro que será así, probar tu comida Sumito y agradecerte personalmente tanto amor que pones en tus recetas y proyectos personales. Se te admira y desea mucha salud y felicidad junto a tu familia y compañeros de trabajo en los fogones.
Alborada ha dicho que…
La verdad celebro a todo aquel que se quede, celebro su buen juicio y eso porque es ud. Alguien que ha vivido fuera de Venezuela y sabe su este este es el mejor país pasando por un vendaval!Espero tenga éxito en su negocio, y pueda pagar sus deudas y obtener sus ansiadas ganancias! Pero no puedo explicarme como es que un hombre tan inteligente conciba que el " Comunismo"???? Le va a quitar su restaurant,el Comunismo que no esta en los planes de nadie,porque ni siquiera estamos en Socialismo, es mas ni siquiera estamos en trancision al socialismo,por eso estamos siendo blanco,objetivo del ataque de la Derecha Internacional, si su padre es o era Ruso, ud. No creció en ignorancia acerca de los Sistemas Político a económicos de producción! Entonces no me convences, pero bien, quedare en tu país, pero que lastima que no te alegres por los millones que por fin fueron alfabetizados, ni por los que ingresan directamente a la Universidad sin tener que esperar tres y hasta mas años para ingresar, ni por los que tienen médicos en u barrio para atender la salud de niños y ancianos que tenían que sacarlos lloviendo o no, para los centros hospitalarios con fiebre, colicos , que lastima que escribes tan bonito tu historia,pero eres inmune al dolor ajeno y a la dicha de millones que hoy ya no pasan por esos trajines y además están bajo un techo seguro y digno,y a los millones que esperan con Fe lo que ningún gobierno les cumplió! Quedare para que veas que como el Ave Fénix resurgiremos!
Alborada ha dicho que…
Ja ja ja yo sabia que no iban a autorizar mi comentario, y fíjate que lo hice tan correcto! Y después ustedes hablan de Comunismo, Dictadura y los excluyentes son ustedes mismos! Tonta trinchera para hacer oposición! Bueno sigan así, que van bien para nosotros! Y no se vallan de Venezuela, porque cada vez que nos atacan ,nos fortalecemos mas! Y el pueblo, el pobre con casa, comida, estudios, je je je esta tampoco la publicaran pero si la leerán ,y yo soy millones,yo soy Chavez...
Anónimo ha dicho que…
Dios los bendiga...amo la cocina, es una excelente decisión...
Verónica Rosas ha dicho que…
Hermoso escrito Sumito, la verdad que a los que pretendemos irnos nos hace recapacitar acerca de lo que muchos ven como una huida, cuando en realidad es una opcion de progreso. Ire a tu restaurante, muero por conocerte a ti y a tu esposa, tu familia, esa que te tiene sembrado en esta bella isla tan maltratada. Eso si, por favor, espero que la carta de El Langar tenga buenas opciones vegetarianas para degustar. Un abrazo!
Yildret Rodríguez ha dicho que…
Ese es mi sueño! Vivir frente al mar de Margarita! El atardecer mas lindo que yo haya visto

Entradas populares de este blog

¡AL FÍN COCINA PARA NIÑOS EN ICC!

LICORES VENEZOLANOS