Un Domingo Perfecto

En mi profesión uno pasa el día a día pensando en cocina, cocinando, planificando, inventado platos ... pero es en las casas de los amigos en donde uno se da los lujos; lujos de cariño.

El Domingo fui a visitar a mi amigo ALFREDO OCTAVIO y en su mesa se abrieron dos Foie Gras trufados y una botella de vino de colección ... ¡un Domingo perfecto!


Comentarios

Entradas populares de este blog

2019, EL AÑO EN QUE TODO CAMBIÓ

UN LIBRO DE COCINA QUE ME PUSO A COCINAR

Una sorpresa sobre la Sarrapia